El 23 abril: el Día del Libro

Por muy difícil o imposible que parezca, podemos y debemos suscitar en los niños el amor por los libros y la lectura. Hoy con motivo del Día del Libro, queremos desvelarte algunos consejos e ideas de otros padres sobre cómo lo han conseguido.

Tal y como os contamos en este artículo, publicado aquí en Cuaderno de Valores, desde el año 1995 la UNESCO convirtió el 23 de abril en un homenaje mundial al libro y a sus autores. Si quieres saber por qué eligieron este día en concreto, no dejes de leerlo aquí.

Antes de pasar a nuestros consejos de hoy, queríamos recordarte que leer aumenta el vocabulario, mejora la memoria y la concentración entre otros pero recientemente, también se ha descubierto que leer disminuye el riesgo de padecer Alzheimer. Aprovecha el Día del Libro para ponerte manos a la obra, literalmente.

Hemos hecho nuestros deberes y hemos encontrado las 7 mejores maneras de convertir a tu hijo en un gran lector. Aquí van:

  1. Cada uno de nosotros, incluidos nuestros hijos, nos sentimos atraídos por ciertos temas. Temas que nos fascinan, nos entretienen y nos hacen soñar y seguir queriendo aprender. Como padre, sabrás qué es lo que mueve a tu hijo. Puede ser que le fascine cómo funcionan las cosas, desde una radio a un interruptor. Puede que le encante dibujar o cocinar. Puede que disfrute de los animales, la aventura espacial. Sea cual sea su tema favorito, investiga qué libros, aptos para su edad, lo tratan mejoro y propónselo. Con ello, ya tendrás la mitad ganada.
  2. Ponte de ejemplo. A veces es importante recordar que tu comportamiento, tus actitudes y las formas en las que tienes de entretenerte, tienen un gran impacto en los hijos. Llevado al tema de la lectura, déjate ver leyendo. Cuéntales alguna parte interesante del libro que tienes entre manos y explícales el por qué. Pídeles a ellos lo mismo.
  3. Cita semanal. Una vez por semana, queda con tus hijos para ir a la biblioteca. Si son pequeños, ayúdales a pensar en qué tipo de libro quieren leer, sugiriéndoles un tema que sabes que les encantará. A los más mayores, pregúntales acerca de sus elecciones de lectura. No con el objetivo de controlar, sino para entablar una conversación sobre los libros u autores que más les gustan.reading2
  4. Turnarse leyendo en voz alta. Un capítulo tú, un capítulo él o ella. De este modo no solo estaréis compartiendo tiempo juntos sino que te darás cuenta del nivel de lectura y comprensión que tiene tu hijo. No para que rompas la magia del momento sino para ver, donde tienes que reforzar la próxima vez. Después de cada capítulo, hablad juntos sobre lo que os gusta, no os gusta y por qué.
  5. Si realmente te resulta difícil hacer que lea por placer, gánatelo con incentivos. Al menos hasta que le coja el gusto. Por cada minuto que pasa leyendo, podrá pasar un minuto viendo la tele o jugando con la Tablet. Muchos padres han confesado que una vez que sus hijos se tumban o se sientan a leer, esas ganas locas de ver la tele disminuye. Otra idea es probar a clausurar la tele y celebrar tardes sin internet, apagando los dispositivos e incluso bloqueando el router.
  6. Crear un espacio acogedor para la lectura. Ya sea en su habitación, el cuarto de estar o la cocina, juntas cread un espacio súper acogedor y con buena iluminación para hacer de los ratos de lectura los más agradables posibles.
  7. Lo importante es leer así que si hay un tema que le fascina, ayúdale a expandir su conocimiento en otros formatos ya sea un cómic, una revista o un artículo.

Si tienes algún consejo sobre cómo conseguir que a los niños les guste la lectura, no dejes de compartirlo con nosotros. Desde Cuaderno de Valores, te deseamos un Feliz Día del Libro!

Derechos de Imágenes: M TkNaztrida

 

Publica tus comentarios