Educación y solidaridad en el Día del Libro

El 23 de abril se celebra el Día del libro. La idea original surge en Cataluña y el origen se remonta a 1930 pero no fue hasta el año 1995 que la UNESCO decide convertir esa fecha en un homenaje mundial al libro y a sus autores. El objetivo es motivar a descubrir el placer de la lectura, fomentar la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual. La fecha se eligió porque el 23 de abril fallecieron Cervantes y Shakespeare, y nacieron o murieron escritores tan importantes como Vladimir Nabokov, Josep Pla, William Wordsworth o Maurice Druon, entre otros.

En abril y desde 1967, también se celebra el Día Internacional del Libro Infantil. Organizado por IBBY (Organización Internacional para el Libro Juvenil), un colectivo sin ánimo de lucro, tiene como misión facilitar a los niños y jóvenes de todo el mundo oportunidades para acceder a libros de calidad literaria y artística. Además favorecen la publicación y distribución en países de desarrollo y estimulan la investigación de trabajos académicos en el campo de los libros para niños y jóvenes.  La fecha escogida es el 2 de abril que coincide con la fecha de nacimiento del escritor danés Hans Christian Andersen.

Con tantas actividades gratuitas a nuestra disposición, ¿Por qué no aprovechar este mes de abril para fomentar el gusto de la lectura en los niños?  Padres, pedagogos y educadores infantiles coinciden en que leer mejora el rendimiento académico, aumenta la agilidad mental y el nivel de concentración. Leer, además, amplia los conocimientos del niño acerca del mundo. Pero ¿Cómo podemos transmitir el hábito de lectura en nuestros hijos?

3537327425_d0c519ed1e_b

Cómo transmitir el hábito de lectura en nuestros hijos

Todo empieza en casa. Si un niño ve a sus padres leer, crecerá con el habito de sumergirse en los libros y disfrutar de aventuras fascinantes, sobre todo si esto ocurre durante los primeros 10 años.  Leer en voz alta, compartir intereses e historias, ir juntos a la biblioteca y ayudar a nuestros hijos a elegir libros apropiados para su edad es algo que, ya seas un lector ávido o no, ayudará a promover la lectura.

Para los niños que aún no saben leer, como padre, deja que jueguen y toquen libros infantiles, enséñale los dibujos y cuéntale cuentos antes de dormir o una tarde de domingo. Acuérdate de disfrutar contándole historias, poniendo diferentes voces a los distintos personajes y exagerar las acciones. La cercanía física del niño con el cuento no solo le estimulará sino que te ayudará a empezar a conocer las historias que más le gustan.

Cuando empiecen a leer, saca el tiempo para compartir los libros, ir juntos a la biblioteca y seguir regalando y leyéndole cuentos. Pregúntale acerca del libro y los personajes. De esto modo estarás enseñándole a reflexionar sobre la lectura. Cuando ya sepan leer, habla con ellos sobre sus intereses y ayúdales a encontrar libros sobre esos temas en la biblioteca del barrio.

Libros solidarios

A raíz de la crisis económica, han surgido iniciativas ciudadanas que promueven la lectura. Un buen ejemplo es Tuuu Librería,  la primera en España que acerca los libros a todo el mundo. Aquí cada persona elige libremente el donativo que quiera aportar por los libros que se lleva. Parte de los beneficios de Tuuu se emplean en enviar libros y material escolar a colegios en la Comunidad de Madrid y a países de América Latina.

Otra increíble iniciativa española surge de Elena Alfaro, madre de dos niños y arquitecto que propuso regular un sistema de reutilización de libros en todos los colegios con fondos públicos. Lucha por evitar que los libros de texto cambien de un año a otro y fomenta que en los propios colegios haya fondos bibliográficos para que los padres puedan elegir de ahí el material. A través de Change.org, consiguió el apoyo de 301, 910 personas.

Hay muchas ONGs, asociaciones e iniciativas ciudadanas con las que puedes colaborar con tu hijo para ayudar a que otros niños también tengan acceso a la lectura, como es el caso de Mar de Educo Team, una niña de 11 años que escribió e ilustró, con ayuda de sus padres, el libro que a ella le gustaría leer para donar todos los beneficios que obtuviese su publicación a Educo (pincha aquí para ver el video de Mar). En Educo, la prioridad sigue siendo la infancia y la defensa de sus derechos, en especial el derecho a recibir una educación de calidad.

Derechos de imágenes: John MorganKelly Sikkema

 

Publica tus comentarios