Día mundial de la Justicia Social

La justicia social es la base para una convivencia pacífica y próspera tanto a nivel nacional como internacional. Los avances en este área se consiguen eliminando las barreras y dificultades que afectan a cuestiones de género, edad, raza, religión, cultura o discapacidades. Se trata de un tema que está en la esencia de las Naciones Unidas por lo que su Asamblea General declaró en 2007, el 20 de febrero como Día Mundial de la justicia Social.

 

El objetivo principal de este día es fomentar la concienciación ciudadana sobre situaciones y aspectos que afectan a la Justicia Social, invitando a los países a realizar actividades que nos recuerden a todos que se trata de un tema que ni mucho menos está agotado. Cada año se escoge un tema principal que afecte a la justicia global con el objetivo de centrar en él los esfuerzos para su superación. El año pasado el tema fue la prevención de conflictos y la paz sostenible mediante el trabajo digno.

En la medida en que el objetivo de este día es recordarnos que en temas de justicia social queda mucho por hacer y que además de a nivel institucional, es clave la actitud en el día a día de los ciudadanos, te proponemos algunas ideas que te ayuden a plantear este tema con tus hijos.

Ideas

La consciencia de ser un privilegiado. Se trata de que tus hijos empiecen a reflexionar sobre el hecho de que nacer en un país desarrollado supone una serie de privilegios automáticos con respecto a una buena parte de la población mundial. El acceso a la sanidad, educación, vivienda e incluso a situaciones tan básicas como suministro eléctrico y agua potable suponen una ventaja enorme con respecto a la buena parte de la población del planeta. A partir de los cuatro años tus hijos son perfectamente capaces de entender este desequilibrio, aunque no sea algo evidente en sus entornos inmediatos.

justicialsocial2-2562120_1920

Aprovecha su curiosidad. Cuando un niño pregunta por qué alguien pide limosna en la calle en realidad está pidiendo una explicación sobre cómo funciona el mundo. Coge el toro por los cuernos y no dudes en hacerle ver que hay muchas contradicciones e injusticias tanto a nivel global como en su realidad cercana. Háblale de la justicia como un valor del que hay que ser consciente y dale la enhorabuena por no mantenerse indiferente ante algo que es parte del paisaje para la mayoría de los adultos.

La actualidad como lección de vida: Como padres debemos complementar y llenar los huecos que la educación formal no llega a cubrir. Es en casa donde va a escuchar noticias y titulares que afectan a discriminación e injusticia social por cuestiones de género, económicas, raza e incluso ideología. Aunque se trate de situaciones complejas ayúdale a simplificarlas identificando la esencia de lo que en cada caso es injusto.

Por último no olvides que hay algo más profundo y verdadero que la concienciación sobre los problemas de justicia social e incluso que el contacto con la realidad. Se trata de tu actitud en el día a día y tu compromiso real con las injusticias a tu alrededor. Aunque no hace falta que te conviertas en un activista de la noche a la mañana, no olvides que si hay contradicción entre la teoría y la práctica, tus hijos siempre se van a quedar con esta última. Sé la mejor lección para tus hijos en temas de justicia social. Enséñales a prevenir conflictos, ayudar a los más necesitados y mantener la paz.

Derechos de ImágenesAjel, StockSnap

 

Publica tus comentarios