¿Debo dejar a mis hijos jugar con Overwatch?

Overwatch es un videojuego para PlayStation 4, Xbox One y PC, popular entre preadolescentes. El jugador elige entre 21 héroes disponibles y entra a formar parte de un equipo de seis personas que compiten con otro equipo con el mismo número de integrantes. ¿El objetivo? Derrotarlo y alzarse con la victoria. A pesar de su estética animada, está clasificado con un Pegi +12, y es que este videojuego es un shooter (tirador) en primera persona. Por ello, muchos padres se preguntan preocupados, ¿debo dejar a mis hijos jugar con Overwatch?

Un shooter es un género al que pertenecen videojuegos de acción donde “el principal objetivo es disparar y matar enemigos, generalmente con armas de fuego. Se divide principalmente en dos grupos, según la perspectiva que tengamos de nuestro personaje: en primera persona (o FPS) y en tercera persona (o TPS). Overwatch, en esencia, es esto, un FPS, así que lo primero que tienes que plantearte es: ¿quiero que mis hijos “jueguen a disparar”?.

Antes de responder sí o no, párate a pensar, ¿de pequeño jugaste con pistolas de juguete o pistolas de agua? Probablemente sí y probablemente también dejes que tus hijos tengan juguetes de este tipo. Así que, aunque no lo hayas pensado hasta ahora, tus hijos ya han jugado a disparar alguna vez.

Los expertos debaten sobre hasta qué punto las pistolas de agua y pistolas de juguete son perjudiciales para nuestros hijos. Según expone el psicólogo educativo Borja Quicios en el artículo “Juguetes bélicos para niños, ¿sí o no?” en Guía Infantil, aquellos que se muestran a favor argumentan que el juguete por sí mismo no genera violencia en el niño, si no que la agresividad depende del contexto en el que crece el pequeño. Además este tipo de juguetes son solo el reflejo del mundo bélico en el que vivimos y que es más censurable el poco control que se le da a los mensajes violentos que emite la televisión. En contra, hay quiénes opinan que estos juguetes generan un mensaje de muerte y de destrucción, y convierten la agresividad en una norma de conducta en nuestros hijos.

Dicho esto, la siguiente pregunta es, ¿podemos comparar una pistola de agua con manipular un arma en un videojuego?. Quizás en el segundo caso, el realismo del arma es mayor, como también parece que la participación en la acción es más activa. Sin embargo, una de las cosas más importantes es plantearse qué ocurre después de apretar el gatillo, ¿se ve la muerte explícita del enemigo?. En Overwatch hay tiroteo confuso, y en muchas ocasiones, no se muestra cómo se alcanza el objetivo, simplemente se comunica con un mensaje en pantalla que dice eliminado+el nombre del personaje rival. Aunque el juego no es 100% blanco, también se ven escenas en las que salpica la sangre. Lo mejor es que eches un vistazo al Overwatch Gameplay tráiler, para juzgar por ti mismo.

¿Debo dejar a mis hijos jugar con Overwatch?-portada

Por otro lado, a favor de Overwatch hay que decir que ofrece otras cosas más allá de la violencia. Además de fomentar el trabajo en equipo y animar al desarrollo de estrategias, tiene detrás un mundo complejo y una narrativa convincente. Esto último está en la misma línea que cuando llevamos a nuestros hijos a ver películas de superhéroes, de J.K Rowling o del mundo de Tolkien. Éstas transmiten valores positivos a través de su argumento, se mueven dentro de su propio universo carismático e imaginativo pero tienen algunas escenas violentas. ¿Por qué el caso de las películas es diferente al de los videojuegos?. La American Psychological Association, por ejemplo, considera que inmediatamente después de estar expuesto a la violencia en los medios (incluyendo los videojuegos), se desarrolla una tendencia del aumento del comportamiento agresivo, pero aún existe controversia entre los científicos, ya que pesar de que hay muchísimos estudios al respecto, aún no se ha demostrado que los videojuegos violentos conviertan a los niños en violentos.

En cuanto a lo comentado anteriormente, ganar en Overwatch depende (generalmente) de un buen juego en equipo. También requiere que tu hijo comprenda el papel que juega dentro de la partida y cómo debe interactuar con otros miembros del grupo. El juego tiene 21 personajes divididos en cuatro categorías distintas (ataque, tanque, apoyo y defensivo). Si, por ejemplo, tu hijo juega con un personaje de apoyo, el resto de jugadores de su equipo esperarán que los mantenga con vida, cure a aliados, ofrezca escudos o amplíe habilidades y tomarán sus propias decisiones de juego asumiendo que lo hará. Si en vez de eso, sale el primero en una lucha cuerpo a cuerpo como haría un “héroe tanque”, dejará a su equipo “tirado” y probablemente perderán. Que los niños aprenden a desempeñar roles dentro de un equipo es una habilidad MUY valiosa, transferible a todo tipo de situaciones del mundo real como el colegio o en un futuro, el trabajo.

A todo lo dicho, hay que añadir que Overwatch es un juego multijugador online que tiene un formato Battle.net. ¿Qué es esto? Un servicio proporcionado por Blizzard Entertainment (desarrolladora de Overwatch) que permite a los jugadores de ciertos videojuegos (entre ellos éste) comunicarse por medio de chat con otros jugadores y ponerse de acuerdo para jugar. Por tanto, conviene que configures el control parental para gestionar el tiempo de juego de tu hijo/a así como restringir sus compras y conversaciones con otras personas. Además, por si aún no lo has hecho, ajusta también el control parental de Playstation 4 o el control parental de Xbox One para todos los videojuegos que tengan tus hijos.

¿Qué dicen los padres de Overwatch?

En la web de referencia Common Sense Media, los padres comentan que el juego es positivo en general. Consideran que es una buena elección para niños que quieren iniciarse en el género shooter. Según dicen es poco agresivo, la violencia es en realidad muy leve (caricaturesca), nada realista y no aparece casi sangre. Algunos incluso dejan caer que aunque el pegi de Overwatch es +12, un niño de 11 años podría jugarlo perfectamente. Aún así, cabe destacar que, a pesar de que no hay contenido sexual, los personajes femeninos están sexualizados a través de su indumentaria y no hay palabrotas o alcohol / drogas (salvo un personaje fumando un cigarro).

Sin embargo, en la red se encuentran opiniones en contra, como la de esta mamá en Reddit que afirma que es totalmente innecesario enfrentar a un niño de 11 años (o incluso más pequeño) con juegos como Overwatch, que incluyen violencia. “Imagínate a un niño pulsando el botón Q con Reaper (un personaje del videojuego), matando a varios enemigos mientras grita “Die, Die, Die!”, dice y a continuación añade: “Imagínate que (después de jugar) el niño tiene este tipo de comportamiento delante de otros niños o incluso adultos, en el colegio, en el recreo, porque no entiende muy bien el significado de lo que está haciendo y piensa que es divertido.

Sea cuál sea la conclusión a la que llegues después de leer este artículo, lo más importante es que si dejas que tus hijos jueguen con Overwatch, debes jugar con ellos. Si estás presente, tendrán la oportunidad de hacer preguntas y ver tu reacción a lo que está sucediendo en pantalla. Además también podrás comprobar si comprenden lo que ocurre en el juego y lo hacen con el nivel de madurez suficiente. Nos guste o no, la violencia está presente en la vida de nuestros hijos. Hay violencia en el colegio, en las noticias y en otros medios. La mejor manera de protegerles, es hacerles entender. Comentar los escenarios y acciones que plantea Overwatch es una gran oportunidad para hablarles sobre la violencia, su lugar en el mundo, y la importancia de los héroes (de todo tipo).

¿Vas a dejar que tus hijos jueguen a Overwatch?

Derechos de imagen: Blizzard Entertainment

 

Publica tus comentarios