¿De qué tareas se pueden ocupar los niños y a qué edad?

No hay nada mejor que darles a los niños tareas sencillas para hacer en casa. No solo les motiva sino que van creando una relación más colaborativa con sus padres.  Desde que son pequeños, tus hijos pueden llevar a cabo distintas tareas pero hay que saber cuales son las más apropiadas, a qué edad y cómo hacerlas divertidas.

Ayudar con las tareas en casa hace que el niño se sienta responsable, una virtud que se adquiere con la experiencia. Le ayuda además a aprender nuevas cosas, a expresarse y a sentirse parte importante del equipo familiar.

Ya sea regando las plantas, ayudar en la cocina, darle de comer al perro o hacerse la cama, el niño que se encarga de una tarea y lo lleva a cabo, siente que es capaz. Además le da seguridad y aumenta su autoestima. Recuerda que la sobreprotección solo genera niños dependientes.

Cuando nos referimos a tareas no estamos contemplando actividades como vestirse, cepillarse los dientes o hacer los deberes. Esas son responsabilidades aparte. Hablamos de encargos específicos que se hacen en casa cada día para el bien común.

De 2 a 3 años 

Los niños pueden hacer mucho más de lo que pensamos o les dejamos hacer. Y aunque necesiten nuestra ayuda, es mejor ir enseñándoles desde ahora a ser un equipo. A estas edades puedes enseñarle dónde poner la ropa sucia, cómo limpiar algo que se ha caído al suelo, a pasar el plumero, a recoger sus juguetes y tirar su pañal por ejemplo.

Recuerda que mientras aprenden algo nuevo, se cometen errores. Pero hacerlo “mal” no significa que no estén preparados para asumir tareas. Solo requiere paciencia y volver a explicárselo para animarles a que lo vuelvan a intentar. En ningún caso, busques la perfección. Recuerda que es bueno cometer errores.

Ponles música y anímales a cantar y bailar mientras van haciendo sus tareas. Y si se cansan, no pasa nada. A esta edad no debemos exigirles sino enseñarles cómo y darles el tiempo que necesitan para hacerlo.

De 4 a 5 años

A esta edad, los niños han adquirido una infinidad de habilidades motoras y están deseosos de ponerlos en práctica. Ahora ya puedes empezar a exigirles un poco. Puedes proponer que te ayuden a separar la ropa de color de la blanca, por ejemplo e incluso ponerla en la lavadora.

Otras tareas que pueden asumir a estas edades

Ayudar a poner la mesa, hacer su cama, preparar su ropa para el día siguiente, darle de comer al perro o mascota, regar las plantas y mantener su habitación y cuarto de jugar recogido. Para hacerlo más divertido, juega al veo veo mientras hace las tareas. También puedes aprovechar su curiosidad innata mientras hace tareas, haciendo preguntas como: “¿Por qué crees que los perros necesitan salir a correr? ¿Sabes lo que comen?  ¿Por qué las plantas necesitan agua?” Recuerda que al niño hay que escucharle y fomentar su curiosidad y cultivar su mente crítica.

Anima a tus hijos a descubrir otras cosas sencillas que tienen que ver con el mantenimiento de la casa. Por ejemplo, pídeles que vayan al cuarto de baño para ver si hay papel higiénico. Quizás tengas que esperar a enseñarles a cómo cambiar el rollo pero es importante que sigan descubriendo las tareas que conlleva la organización diaria.

Otra actividad que divierte y enseña es cocinar con ellos. Seguro que hay pasos que pueden ir haciendo mientras cocinas como remover, amasar, mezclar, etc.

5894898351_e434ab228e_b

De 6 a 7 años

Mientras van pasando los años, no se trata de dejar de lado los encargos que hacían siendo más pequeños. Sino que vayan asumiendo más cada año. A esta edad, los niños se convierten en excelentes ayudantes y pinches de cocina.

Pueden ayudar a tender, a guardar la ropa y colocar los zapatos, a recoger y poner la mesa, contestar el teléfono y asumir más responsabilidades en la cocina. Recuerda que mientras se cocina, se refuerzan los conceptos básicos de las matemáticas: medidas, números, cálculos y proporciones.

Para hacerlo más divertido,  puedes proponer un concurso para ver en cuánto tiempo consiguen realizar sus encargos. No olvides felicitarles por todo lo que contribuyen y lo mucho que han aprendido.

De 8 a 10 años

Las tareas que pueden y deben asumir a estas edades son: llenar y vaciar el lavaplatos, guardar la compra, hacer su propio desayuno y merienda y la de sus hermanos, coser botones, pelar verduras, pasar el aspirador y la fregona, cambiar las sábanas, cuidar de sus hermanos e incluso darle un paseo al perro.

A esta edad, es muy normal que los niños duerman en casa de sus amigos. Cuando tus hijos sean los anfitriones, intégrales en la preparación. Pueden ayudarte a poner la mesa, a preparar las camas, toallas y tener preparado juegos y actividades para realizar.

Recuerda, no busques la perfección. Y asegúrate de darles instrucciones precisas y por pasos y nunca olvides de felicitarles por su esfuerzo.

¿Qué edad tienen tus hijos y de qué tareas se encargan? No dejes de compartir tus experiencias con nosotros y nuestros lectores.

Derechos de imágenes: Woodley WonderworksJulie Corsi.

Publica tus comentarios