Cuidado con los cigarrillos electrónicos

Una de las principales amenazas para la salud de los niños son las intoxicaciones por productos químicos, como detergentes, jabones o medicamentos. La mayoría de ellas ocurren tras un despiste de los adultos responsables, los niños te la lían en cuanto que te das la vuelta y los pediatras insisten de forma recurrente en informarnos de unas medidas de seguridad básicas que minimicen el riesgo de que nuestros peques, exploradores por naturaleza, exploren de más y se pongan en peligro.

A las indicaciones de los pediatras sobre las normas de seguridad que tenemos que tomar cuando tenemos un niño en casa relativas a productos de limpieza o medicinas se une ahora la alarma por los cigarrillos electrónicos.

Más allá del humo que producen – el humo nunca es bueno para los pulmones en desarrollo – los cigarrillos electrónicos funcionan “quemando” un líquido que suele contener nicotina concentrada. La nicotina es altamente tóxica y al estar muy concentrada en los líquidos para los cigarros electrónicos se convierte en un elemento de riesgo para los niños pequeños.

Un caso en USA en el que una mujer trasvasó el líquido del cigarrillo electrónico a un bote de ibuprofeno que posteriormente el padre administró a una niña ha hecho saltar las alarmas. La pequeña perdió la consciencia de forma inmediata tras ingerir lo que el padre pensaba era un analgésico y precisó de ventilación mecánica y cuidados intensivos. Afortunadamente se recuperó sin problemas, pero los pediatras aseguran que el caso podía haber sido grave.

nicotina
Las recomendaciones sobre el líquido de los cigarros electrónicos no difieren del resto de recomendaciones para productos tóxicos como detergentes o potencialmente tóxicos como medicamentos. Hoy os las recordamos para que las tengáis presentes si habéis optado por este método para dejar de fumar.

Todos los productos tóxicos deben mantenerse lejos del alcance de los niños. Evita la costumbre de guardar la lejía debajo del fregadero y el recambio de líquido para el cigarrillo electrónico en la mesilla de noche o en la estantería del salón.

Si es posible guarda los productos peligrosos bajo llave. Los niños trepan. La nicotina del cigarrillo electrónico puede guardarse en el botiquín de casa.

Los productos tóxicos deben guardarse siempre en sus envases para evitar confusiones.

Los productos tóxicos deben tener siempre su etiqueta correspondiente, para, en caso de accidente, poder informar al médico de cual es el producto que el niño ha ingerido. Los productos deben estar etiquetados correctamente, asegúrate de que tu repuesto de nicotina lleve especificada la cantidad de líquido y la concentración de nicotina

Si un niño ingiere un producto tóxico no se debe provocar el vómito a menos que se sepa fehacientemente que esto no va a causar más daños. Algunos productos son altamente abrasivos o irritantes y producen de nuevo lesiones al ser vomitados

En caso de accidente se debe llamar inmediatamente al Servicio de Información Toxicológica, explicar exactamente qué ha ingerido el pequeño y seguir las instrucciones

En caso de duda o si así lo indica el SIT se debe acudir a urgencias a la mayor brevedad posible.

Derechos de fotografía: iamwilli.am, chrisf608

Publica tus comentarios