“Cuando nos escuchan, podemos lograr grandes cosas”

Hacer que los niños expresen sus opiniones y puedan participar en las decisiones que se toman en su escuela es fundamental para aumentar su motivación y su sentido de responsabilidad. Y a la vez, contribuye a transformar positivamente su entorno ya que les ayuda a conocer sus derechos y abre la mirada de los adultos hacia otras visiones.

Este es uno de los objetivos del proyecto “Construyendo Aprendizajes”, que llevamos a cabo en 41 escuelas de los barrios marginales del Guasmo e Isla Trinitaria de la ciudad de Guayaquil (Ecuador). La intervención, además de promover métodos de enseñanza para mejorar las competencias de los alumnos, busca generar espacios de participación (los llamados “consejos estudiantiles”) para que los niños desarrollen habilidades de relación social y puedan tomar parte en aquello que les concierne.

Una de las jornadas más esperadas por los pequeños es el Festival anual, donde ellos son los auténticos protagonistas y a través de bailes, cantos, representaciones teatrales… demuestran ante sus familias y ante los profesores todo lo que han aprendido en el cole.

Consejo-estudiantil-Guayaquil-participación-infantil-testimonioEl Festival es una manera en la que nosotros podemos compartir conocimiento con los papitos y ellos nos escuchan; en cierta forma es como otra manera de aprender y ellos aprenden de nosotros”, nos cuenta Génesis Barcos, de 12 años, alumna de la escuela Héroes de Paquisha. “Que los adultos nos escuchen es muy importante y valioso para nosotros, nos permite que nos desarrollemos de una manera mucho mejor, permite que perdamos el miedo de hablar, sentimos que podemos llegar a lograr grandes cosas”.

Génesis finaliza este año su etapa en este colegio y se muestra contenta por su experiencia: “Acá sentimos que nuestros profesores nos apoyan, escuchan nuestras ideas, existe el diálogo entre docentes y estudiantes, sentimos que formamos partes de la escuela con nuestras opiniones”.

Una de sus compañeras, Yanela Quimí, de 11 años, que al igual que Génesis también forma parte del Consejo Estudiantil, comparte estas impresiones: “En los años que llevo, siento que la escuela cambió la forma en que nos veía a los niños”.

Tanto Génesis como Yanela han perdido la timidez y se muestran ahora mucho más confiadas en sus propias capacidades para mejorar su entorno.

Escuela Guayaquil-participación infantil

 

  1. Concha Librero Responder

    De los NIÑ@S, tenemos mucho qué aprender los adultos. Gracias por las LECCIONES que nos dais …PEQUEÑOS SABIOS BAJITOS…Concha.

Publica tus comentarios