Cuadernos, lápices y más que marcan la diferencia

Ya no hay excusa para dejar de ir a la escuela: “La entrega de materiales beneficia a docentes y estudiantes, nos permite hacer más dinámicas las clases y completa el material que pueda hacer falta, ya que si los niños necesitan un cuaderno, un lápiz u otro material escolar, los papás no deben preocuparse”. Ella es Carmen, docente de la escuela Waswalí Abajo de Matagalpa, en Nicaragua.

Desde hace 13 años, Educo, en coordinación con el Ministerio de Educación, distribuye paquetes escolares en los centros educativos con los que trabaja en los municipios de Jinotega, Matagalpa, San Rafael del Norte y Managua. Este año hemos repartido 646 paquetes escolares en 92 escuelas donde estudian más de 18.000 niños y niñas.

Bien temprano por la mañana madres, padres, docentes y estudiantes, todos alegres, se movilizaron, a pie, a caballo y en autobús, para recibir los materiales que contribuyen a que la niñez tenga una educación de calidad y que facilitan al docente herramientas para el desarrollo de la clase. Una de las madres, María Reyes, compartía muy emocionada su alegría y aseguraba que “todo el material es necesario e importante. Beneficia a los niños y también al docente”.

entrega-materiales2

Los paquetes escolares incluyen 34 productos adaptados a cada nivel de enseñanza –preescolar y primaria–, y comprenden desde utensilios para trabajar en el aula como cuadernos, lápices, cartulinas, pegamentos, reglas, compases, plastilina, pinturas, láminas de multiplicar, rotafolios y mapas hasta juegos de construcción con bloques de plástico, rompecabezas, juegos de dominó y ajedrez, balones de fútbol y voleibol o pelotas de espuma para los más pequeños, entre otros.

La viceministra de educación, Francis Díaz, manifestó que desde el Gobierno se sienten “satisfechos por la relación de alianza y complementariedad con Educo. Damos gracias por todo este material didáctico que complementa lo que nosotros damos como ministerio. Esperamos que sigamos adelante, siempre apoyando a la niñez nicaragüense”.

Jairo estudia cuarto y dice sentirse entusiasmado con los nuevos materiales: “Estoy muy feliz porque todo esto nos ayuda a los niños, madres y docentes a continuar adelante con nuestros estudios. Lo que más me gusta son los cuadernos, los balones y las crayolas”.

Publica tus comentarios