Cómo prevenir las enfermedades de verano más habituales en niños

Se acerca el verano, ¡al fin! Seguramente estás, al igual que nosotros, esperando el sol, el calor ¡y las vacaciones! Pero (siempre hay un pero) con el verano llegan también las enfermedades veraniegas que proliferan con las altas temperaturas… ¿Sabes de qué te estamos hablando?

Hoy, desde Educo, te invitamos a descubrir las enfermedades de verano más comunes en niños ¡y cómo prevenirlas! ¿Nos acompañas?

10 enfermedades veraniegas ¡y cómo prevenirlas!

Enfermedades comunes en verano

1. Hongos: consejos para prevenir el pie de atleta

El aumento de las temperaturas, la mayor humedad albergada en el pie y otras partes del cuerpo y la continua actividad física de los peques durante el verano crean el “ecosistema” perfecto para que aparezcan los temidos hongos. El más famoso es el pie de atleta (su incidencia suele ser mayor en adultos que en niños), pero hay muchas otras variedades a las que debemos estar atentos como papis, por ejemplo los hongos vaginales que también pueden presentarse en niñas.

Descubramos los síntomas y los tratamientos de los hongos:

  • Hongos corporales: los síntomas son habitualmente la presencia de áreas enrojecidas y con vesículas o lesiones inflamatorias y descamativas. Para prevenirlos es aconsejable utilizar prendas de materiales respirables, secar bien el cuerpo (especialmente los pliegues) y utilizar chanclas en piscinas y baños públicos.
  • Candidiasis vaginal: se observa en la ropa interior la presencia de flujo blanquesino y espeso. Debes llevar a tu hija al médico para iniciar pronto el tratamiento adecuado, que por lo general es la administración de óvulos por vía vaginal.

2. Otitis, una de las enfermedades del verano

La otitis que prolifera en verano es diferente a la del invierno, porque ataca el oído externo. De hecho, se conoce comúnmente como otitis de nadador. ¿Por qué se produce? Sencillamente por la acumulación de humedad en el oído. Es decir que la manera de prevenir esta afección es secar los oídos después de la piscina, el mar o el baño y realizar descansos cada dos horas para evitar exposición prolongada a la humedad. ¿Otra recomendación? ¡Evita el uso de bastoncillos! Ante las primeras molestias y síntomas como secreción amarillenta y dolor, consulta con el pediatra.

Intoxicación alimentaria en verano

3. Gastroenteritis, la “diva” del verano

Llegó el momento de hablar de una de las afecciones que verano sí, verano también, afecta a los peques: la gastroenteritis. Pocas cosas hay más comunes que las deposiciones líquidas durante el verano pero… ¿qué las produce?

Las dos posibilidades son: un virus o una intoxicación alimentaria. En el primer caso, los síntomas suelen ser diarrea y vómitos sin causa aparente, mientras que en la segunda situación, la presencia de diarrea y vómitos suele aparecer después de ingerir un alimento contaminado, por ejemplo, con salmonella.

Para prevenir la gastroenteritis:

  • Asegúrate de que tus hijos laven sus manos con agua y jabón antes de comer y después de ir al baño o sonar su nariz.
  • Conserva adecuadamente tus alimentos.
  • Evita consumir alimentos poco cocinados.
  • Verifica el estado de la mayonesa antes de consumirla.
  • Evita la contaminación cruzada de alimentos.

En nuestro artículo “9 consejos para mantener tu cocina limpia y saludable” encontrarás recomendaciones prácticas para prevenir la contaminación alimentaria.

En caso de que tus hijos experimenten síntomas de gastroenteritis recuerda que lo más importante es mantenerlos hidratados. También puedes iniciar una dieta astringente a base de arroz para ayudar a cortar la diarrea. Ante cualquier duda, consulta con el pediatra.

Una observación: no confundas la gastroenteritis con un corte de digestión. Esta última afección presenta mareos, visión doble y náuseas pero no diarrea ni vómitos. La manera de prevenirla es evitar los cambios de temperatura muy bruscos (tirarse a la piscina con agua fría luego de tomar sol por ejemplo) y evitar bañarse durante las 2 horas siguientes a la comida.

4. Enfermedades respiratorias en niños

Congestión nasal, dolor de garganta e incluso fiebre baja… Las infecciones respiratorias son moneda corriente durante los meses de verano. La manera más fácil de “luchar” contra los virus es mantener una buena higiene personal y del hogar. Lavarse las manos regularmente es fundamental para prevenir estas enfermedades en niños.

5. Infección urinaria: síntomas y prevención

¿Tu hijo siente escozor al orinar u orina poco y muy seguido? Puede tener una infección urinaria o cistitis, una afección provocada por bacterias que afectan a la vejiga. El contacto prolongado con un bañador mojado puede provocar una infección urinaria, por lo tanto te recomendamos no dejar a tus hijos con el bañador mojado durante mucho tiempo.

Además, puedes ofrecerles arándano rojo como tentempié ya que este fruto colabora con el ph urinario y ayuda a prevenir que los microbios se adhieran a la vejiga, generando la cistitis.

Deshidratación infantil

6. Deshidratación

Durante los días de altas temperaturas, aumenta el sudor y por ende, el riesgo de deshidratación, sobre todo entre los más pequeños de la familia. Ofrece a tus hijos agua de manera regular. Otra excelente manera de mantener la hidratación en verano es el consumo de fruta.

Si notas que tus hijos presentan piel reseca, ojos hundidos, escasez de saliva, llanto sin lágrimas, latidos cardíacos acelerados y orina poco abundante, pueden estar padeciendo deshidratación. No lo dudes y acude al médico.

7. Conjuntivitis

Una irritación causada por un resfriado, una reacción alérgica, un brote de sarampión o la luz ultravioleta pueden generar una inflamación en la conjuntiva ocular. El ojo se verá entonces enrojecido, con legañas, lagrimeo y sensación de picor o de presencia de un cuerpo extraño.

Para prevenir esta infección, recuérdales a tus hijos que laven sus manos con agua y jabón varias veces al día y que eviten tocar sus ojos con las manos sucias. Ante cualquiera de estos síntomas, llama a tu médico pediatra.

8. Picaduras de insectos

Los insectos y las picaduras… La historia de nunca acabar. Sus picaduras suelen generar enrojecimiento, edema y picor intenso. Ante esta situación, lava la picadura con agua y jabón, en caso de inflamación puedes aplicar hielo. Si la picadura llegase a producir fiebre o la zona afectada por edema se extendiese, no dudes en acercarte a un hospital o a tu médico de cabecera.

Para prevenir las picaduras, utiliza ropas claras, evita el uso de perfumes y en cambio, utiliza repelentes para insectos y mosquiteras.

Insolación infantil

9. Insolación

La exposición solar prolongada o en horarios no recomendados (entre las 11 y las 16 horas) puede generar insolación. Esta afección se caracteriza por dolor de cabeza, mareo, confusiones, taquicardia y piel seca y caliente.

La mejor manera de prevenir esta situación es exponiéndose al sol durante un rato (siempre en los horarios recomendados) y luego descansando a la sombra, hidratarse correctamente y utilizar cremas de protección solar, además de gorros y gafas de sol.

10. Laringitis y Farinolaringitis aguda

En primavera y verano, dice presente el virus parainfluenza, causante de la laringitis aguda, cuyos síntomas son la tos perruna, presencia de fiebre y ruido seco al coger aire. Si tu hijo tiene estos síntomas, visita al pediatra.

Otros virus pueden llegar a causar farinolaringitis, que se caracteriza por tos, rinorrea, dolor de garganta e incluso, pequeñas llagas en la boca. Al tratarse de virus, por lo general no necesitan atención médica ya que desaparecen con el paso de los días, pero si tu hijo presenta fiebre alta o dificultad para tragar, acércate a tu médico pediatra.

La exposición al aire acondicionado puede generar también faringoamigdalitis irritativas. Evita que tus hijos estén expuestos directamente al aire acondicionado y gradúalo a temperaturas entre los 22 y 24 grados.

¿Qué te han parecido nuestros consejos? Este verano ¡estamos preparados para prevenir las enfermedades más comunes en niños!

Derechos de las imágenes: Katelyn Fay, Chris_inTO, Rich Brooks, ophir geffen, Beyond Coal & Gas Images

Guardar

Publica tus comentarios