Cómo enseñar a tus hijos a protegerse en las redes sociales

Para nuestros hijos, las redes sociales son una parte fundamental de sus vidas. Los expertos aseguran que aproximadamente el 90% de los adolescentes han utilizado una alguna vez y el 75% tiene perfil en las más populares. Si bien las redes sociales pueden aportar cosas buenas, también atañen peligros potenciales que como padres, queremos que nuestros hijos eviten. Los niños no siempre toman las decisiones correctas a la hora de publicar comentarios, fotos y vídeos en Snapchat, YouTube o Facebook (por poner varios ejemplos) y esto les puede traer problemas. Dicho lo cual, te explicamos cómo enseñar a tus hijos a protegerse en las redes sociales.

Lo primero, y más importante, es que debes concienciarte de que aunque no quieras, tus hijos van a estar online. Curiosear (o controlar) demasiado puede vulnerar la confianza que habéis construido juntos. La clave es estar involucrado de un modo que haga que los niños sepan que respetas su privacidad pero que quieres asegurarte de que están a salvo.

Cómo enseñar a tus hijos a protegerse en las redes sociales.interior

Qué deben aprender tus hijos antes de usar redes sociales

Ser respetuosos: Muchos usuarios de redes sociales tienen un comportamiento inaceptable, ya que se ven protegidos por la comunicación a través de la pantalla y no “cara a cara”. Déjales claro a tus hijos que esperas que traten a los demás con respeto y que no publicarán mensajes hirientes o embarazosos sobre otros. Pídeles además, que te informen sobre cualquier comentario, foto o vídeo ofensivo o amenazante que hayan visto publicado.

Pensar dos veces antes de pulsar “enter”: Recuérdales que lo que publican, queda expuesto y puede ser utilizado en su (o vuestra) contra. Por ejemplo, si todo el mundo sabe que estáis de vacaciones o publican la dirección de casa, estarán dando pistas a los ladrones para robar. Del mismo modo, deben evitar publicar ubicaciones específicas de fiestas o eventos y números de teléfono.

Saber que no se puede borrar: Deben tener claro que en las redes sociales, “una vez que se publica, ya no hay vuelta atrás”. Por esta razón, no deben compartir nada que no desean que sus profesores, futuros jefes o incluso la abuela, lo vean.

Entender la configuración de privacidad: La configuración de privacidad es importante, y es bueno que revises los ajustes con ellos para asegurarte de que entienden cada uno. Además, explícales que las contraseñas no están ahí por casualidad si no para protegerlas de cosas como el robo de identidad. Por ese motivo, nunca deben ser compartidas con nadie (ni siquiera un novio, novia o mejor amigo).

No hablar con extraños: “Si no le conoces, no le hables”, esta es una regla genérica pero simple y segura porque es fácil de recordar. Haz que se les meta en la cabeza, lee nuestro artículo “El acoso en internet: los extraños al acecho”.

Un contrato padre-hijo para las redes sociales

Una vez que sabes qué deben aprender tus hijos antes de usar redes sociales, toca aplicarlo en casa. Pero lo que en este artículo puede resultar obvio, a veces es difícil de conseguir, ya que los niños no siempre hacen caso a nuestros consejos. Entonces, ¿cómo enseñar a tus hijos a protegerse en las redes sociales sin que parezca que quieres controlarles? Una de las mejores maneras es llegar a un “acuerdo”, podéis redactar un contrato que ambas partes (padres e hijos) tendréis que firmar. En él, tus hijos se deberán comprometer a proteger su propia privacidad, considerar su reputación online, y no dar información personal. Además, tendrán que asegurar que nunca utilizarán la tecnología para hacer daño a nadie (con amenazas, burlas o chismes).

Al mismo tiempo, vosotros, como padres, os comprometeréis a respetar la privacidad de los niños y haréis un esfuerzo por formar parte del mundo de las redes sociales “sin ser policías” (esto significa que podéis ser “amigos” online y ver lo que hacen, pero no publicar comentarios que puedan avergonzarlos).

Por otro lado, los padres también podemos ayudar a los niños poniendo límites al uso de las redes sociales. Procura que los ordenadores estén en zonas comunes de la casa, evita que utilicen portátiles y smartphones en sus habitaciones y pon algunas reglas sobre el uso de la tecnología (como por ejemplo, no se puede usar el móvil cuando estáis en la mesa).

Por último, tal y como explican en este artículo de Educa Peques, no olvides ser un buen ejemplo, procura tener un comportamiento virtual adecuado, ya que esto puede ayudar (y mucho) a que tus hijos usen las redes sociales de un modo más apropiado y seguro.

¿Te han servido estos consejos que explican cómo enseñar a tus hijos a protegerse en las redes sociales?

Derechos de imagen: Stanley Sagov, Tom Woodward

 

Publica tus comentarios