Claves para enseñar a los niños a enfrentarse a un nuevo colegio

Al igual que nosotros, los niños sienten miedo cuando se ven enfrentados a una situación que no comprenden o que está fuera de su control. Y una de las situaciones que más estrés y ansiedad produce es el cambio de colegio. Dependiendo de los motivos del cambio y la edad, hay cosas que podemos hacer para que la transición sea más fácil y positiva. Sigue leyendo para descubrir cómo puedes ayudar a tus pequeños en esta etapa difícil y emocionante.

La imagen de verse a ellos mismos entrar en un aula nueva y ver a tantas caras desconocidas puede convertirse en un trauma. Pero para eso estamos nosotros. Para ayudar a que aprendan, a pesar de sus miedos o tristeza, a prepararse para este gran reto con confianza, auto estima e incluso con ilusión.

Claves para ayudarles a cambiar de cole

newschool2 (1)
  • No se dice adiós, se dice hasta luego. A no ser que os tengáis que trasladar a otra ciudad o país, asegúrate de que tus hijos queden con sus viejos compañeros de cole para despedirse con una fiesta o merienda. Animales a seguir en contacto y que vengan a visitar, si es posible. Si se trata de un traslado de ciudad o país, no ocultes que para ti también es difícil y que al igual que ellos, tu también sientes ese “cosquilleo” ante lo nuevo.
  • Menos no, más. Si se trata de un cambio de colegio debido a un traslado, no dejes de recordarles que no pierden amigos, sino que van sumando. También les puedes hacer recordar cómo al llegar a su antiguo cole, no conocían a nadie y mira ahora!
  • El cambio siempre es positivo. Aprovecha esta situación para enseñarles que la vida está llena de cambios y que no siempre podemos estar en el lugar que deseamos o en el que nos sintamos protegidos y bien. Cuanto antes aprendan a adaptarse a nuevas situaciones, mejor preparados estarán para enfrentarse a los retos de la vida. Recuerda que no siempre estarás allí para protegerles y animarles.
  • Una buena comunicación. Ahora, que se sienten más vulnerables, es importante que sientan que estás allí para apoyarles. Aprovecha para cultivar vuestra relación. Pregúntales cómo se sienten y escucha lo que tienen que decir. Cuéntales cómo fue tu primer día en un colegio nuevo o cómo lo pasaste cuando empezaste un nuevo trabajo. En este cambio, estáis todos y embarcaréis en esta nueva aventura juntos.
  • Educar en las emociones. No te tomes lo que te dicen a la ligera. Para ellos, este cambio es importante. No está de más, animarles a practicar algunas ejercicios de respiración o mindfulness, técnicas que ayudan a manejar mejor las emociones. Pueden incluso intentar imaginarse a ellos mismos entrando en el nuevo cole con una sonrisa.
  • Otro buen ejercicio es hacer memoria de todas las primeras veces que ya han logrado superar algo para que se den cuenta de que cambiar de cole da cosilla pero enseguida se adaptarán.
  • Un nuevo yo. Lo mejor de cambiar de colegio es que es una gran oportunidad de cambiar las cosas que no les gustan de ellos mismos o reforzar aquellas cosas positivas. No estamos hablando de negar quienes somos sino darle una vuelta a hábitos, gustos, formas de ser, etc…
  • Podemos ayudarles a pensar qué harían diferente si tuviesen que volver a empezar en su cole antiguo. También es importante que piensen en todo aquello que más valoran de sí mismos y lo que les hace únicos. Quizás sea su capacidad de escuchar, su generosidad, lo bien que juegan al baloncesto o lo divertidos que son… Esto afianzará su auto estima, algo necesario en esta nueva etapa.
  • Antes de que comience el curso, aceraros al colegio juntos, leed toda la información acerca de los profesores, el número de alumnos por clase, si tienen gimnasio, clases extra escolares y qué dan de comer… Seguro que tus hijos tienen más preguntas que resolver. Para ayudarles a despejar dudas y motivarles, ayúdales a buscar toda esta información. Si el colegio lo admite, un bueno consejo es poder conocer a algún profesor y el aula antes de comenzar el curso.

¿Tus hijos cambian de cole este año? ¿Cómo les estás ayudando?

Derechos de imágenes: Dennis BrekkePhil Roeder.

Publica tus comentarios