Canciones para aprender buenos hábitos alimenticios

El 21 de junio de 2014 es el Día Europeo de la Música, una celebración internacional cuyo principal protagonista es la música en sus diferentes expresiones. Si estás en Madrid, podrás aprovechar para disfrutar de los conciertos y maratones musicales en honor a la música. Pero, ¿por qué os hablamos hoy aquí de la música? Queremos honrar esta maravillosa disciplina desde Educo recordando que los peques aprenden más rápido y mejor cuando se utilizan métodos lúdicos para enseñarles. Entonces, ¿qué os parece si les enseñamos buenos hábitos alimenticios a través de canciones?

La música como catalizador del aprendizaje

Desde que estamos dentro de la panza de nuestras madres tenemos la capacidad de escuchar. La música forma parte de nuestras vidas e incluso, algunos estudios como la investigación de Don Campbell publicada bajo el nombre El efecto Mozart, sostienen que “la música es tan poderosa que puede influir directamente sobre la frecuencia de las ondas cerebrales, la respiración, el ritmo cardíaco, la presión arterial, la producción de ciertas hormonas y causar efectos tales como reducir la tensión muscular, mejorar el movimiento y coordinación del cuerpo, de la misma manera que puede reforzar la memoria y el aprendizaje, entre otros efectos”. Así, podríamos asegurar que a través de canciones los niños aprenden de manera rápida, efectiva y divertida.

¿Os apuntáis a esta idea? Al fin y al cabo, si vuestros hijos se divierten, ¡aprenderán sin casi darse cuenta! Pensad en las ventajas de enseñarles buenos hábitos alimenticios: sabrán que es necesario lavarse las manos antes de comer y lavarse los dientes al finalizar, aprenderán a comer verduras y frutas, descubrirán que no existen alimentos buenos y malos… Y si sumamos los beneficios de la música, ¡las ventajas se multiplican! porque los peques podrán además desarrollar su sensibilidad, estimular su imaginación y creatividad, incrementar su capacidad de memoria y atención y sincronizar sus movimientos a través de coreografías musicales.

Como veis, enseñar buenos hábitos alimenticios a través de canciones ¡es una idea divertida y positiva!

7 canciones sobre buenos hábitos alimenticios

¿A vuestros hijos les gusta bailar? ¿Se lo pasan pipa cantando en el coche? Aprovechad estos momentos de esparcimiento para enseñar a vuestros hijos canciones sobre alimentación equilibrada. ¿Cómo? Poned las canciones que os presentamos  en el coche cuando vais a la guardería o al cole, disfrutad bailando junto a ellos y creando coreografías. Incluso los profesores pueden incorporar estas canciones a las actividades del aula y aprovecharlas para enseñar a los niños algunos hábitos de higiene y alimentación saludable.

Veamos algunas simpáticas canciones para enseñar hábitos de alimentación e higiene a los niños.

Para estar fuertes y sanos es una canción que enseña a comer juntos en familia, conversando y comiendo de todo un poco para crecer saludables. Buena idea, ¿no? Tened paciencia con el vídeo porque al principio aparece una breve explicación de cómo nace la canción y luego, la animación y letra de la misma.

En nuestra selección no puede faltar El twist de los alimentos de Grupo Encanto, una melodía divertida que habla de diferentes alimentos. Si bien no menciona específicamente las bondades de comer verduras y frutas, puede ser un buen primer acercamiento para los más pequeños…

Los Algos con unos muñecos un poco monstruosos que hacen una especie de rap hablando de la necesidad de comer bien, entendido como comer de todo un poco, para poder crecer.

“No me gusta: es verde”, ¿os suena esta frase? Si tenéis problemas para que vuestros hijos coman verduras, probad con esta canción que busca convertir a los vegetales en simpáticos compañeros para los niños.

O mejor con esta canción infantil que habla sobre las frituras y comidas rápidas y sus efectos en nuestros cuerpos y ¡recomienda a los niños comer muchas verduras!

¿Qué os parece esta divertida canción de los Lunnis? ¡Es muy pegadiza y explica cuándo debemos lavarnos las manos!

Mirad qué simpática la canción del Oso de la Gran Casa Azul para enseñar a los niños a cepillarse los dientes, otro hábito de higiene que papis y profesores debemos fomentar desde pequeños.

Como veis, existen muchas canciones que pueden ayudaros a enseñar buenos hábitos alimenticios a los más pequeños. ¡Aprovechadlas! Veréis cómo de esta manera es más fácil estimular a los niños a probar verduras y frutas porque ¡cuando algo es divertido cuesta menos!

Derechos de imagen: Photl

Publica tus comentarios