Campesinos por un día

Hace unos meses invitamos a la familia Haack de Hoy no hay cole a Guatemala para que pudieran comprobar de primera mano la labor que realizamos allí. Durante el viaje, les propusimos que se convirtieran en campesinos por un día y aceptaron el reto. Les llevamos con Agustina, una campesina de Quiché que, gracias a vuestros regalos solidarios del catálogo de Educo, tiene un magnífico huerto.

Antes de empezar, hicimos la entrega de vuestros regalos, un montón de semillas. Y con esto, Mateo, Hugo y Daniela se pusieron manos a la obra a plantarlas. ¡Se lo pasaron genial y aprendieron mucho! También se sorprendieron bastante cuando Agustina les explicó que no tenían agua potable, que usaban el agua de cuando se duchan o lavan los platos. Eso sí, purificada con el Ecofiltro de Educo.

Agustina está muy orgullosa de su huerto porque alimenta a toda su familia y además tiene algo más de ingresos.

Luego fueron a ver a los animales que tenían y dieron de comer a las gallinas y a los cerditos. Daniela pudo recoger los huevos, aún calientes, que luego usarían para preparar la comida. Y por último, la familia Haack aprendió a hacer abono y pesticidas naturales. Agustina se reía de las caras que pusieron cuando les dijeron que se hacían con lombrices y excrementos. Aun así, Mateo y Daniela fueron los más valientes y se atrevieron a cogerlo.

catalogo

Al acabar la experiencia, estaban rendidos todos. Y es que la vida de una familia campesina en Guatemala es muy dura. Por suerte, gracias a vuestra ayuda con los regalos solidarios del catálogo, podemos hacer que las cosas sean un poco más fáciles para ellos. Tu contribución es muy importante para nosotros y para ellos.

Ah, si os habéis quedado con ganas de saber más, ¡os dejamos aquí el vídeo que grabaron de este día!

Publica tus comentarios