Beneficios de jugar al aire libre

Se acerca el buen tiempo ¡por fin! Los días se alargan, el sol brilla en el cielo y ¡llega el momento de disfrutar de más horas al aire libre! Sí, porque jugar al aire libre ¡hace bien!

¿Conoces cuáles son los beneficios de jugar al aire libre? ¿No? Pues entonces sigue leyendo porque hoy, en Educo, te presentamos los principales beneficios de pasar tiempo al aire libre. ¡No te los pierdas!

10 beneficios de jugar al aire libre

Según datos de una encuesta realizada por la marca de detergente Skip, “los niños pasan tan poco tiempo al aire libre como los presos recluidos en cárceles de máxima seguridad“. Seguramente esta afirmación te ha sorprendido. El mismo análisis llega a la conclusión de que el tiempo que los peques juegan en el exterior ha descendido un 71% en tan sólo una generación. Hoy en día los niños pasan el 90% de su tiempo en espacios cerrados.

Los pediatras suelen recomendar que los peques pasen al menos una hora al día al aire libre, pero ¿por qué? Los fundamentos son múltiples ¡y de importancia! ¿Los descubrimos?

1. Estimulación de la creatividad

Jugar al aire libre obliga a los niños a pensar de manera creativa. Los peques deben investigar su entorno, descubrir lo que les rodea e inventar un juego ¡con lo que tienen a mano! Si bien es cierto que en los parques de juegos todo está preparado para que los niños se entretengan, en la naturaleza esto no es así: son los mismos niños quienes deben buscarse un entretenimiento ¡y eso es genial!

2. Fomento de la sociabilización

En el parque tus hijos juegan con otros niños de su edad, conversan, se divierten e incluso pelean. Estas situaciones les ayudan a sociabilizar, a resolver conflictos, a hacer amigos y a aprender las normas establecidas.

3. Exposición solar

Pasear a la luz del sol es muy importante para los peques (y para los papis también) ya que su acción es necesaria para que el cuerpo sintetice vitamina D, un componente imprescindible para que los huesos asimilen el calcio. Por supuesto, protege a tu hijo con cremas solares y una gorra y evita los horarios de mayores temperaturas para ir al parque.

4. Experimentación del mundo

Cuando llevas a tus hijos a pasear al aire libre les estás dando la posibilidad de descubrir el mundo que les rodea a través de los cinco sentidos. Los niños son curiosos y nada les gusta más que descubrir cosas nuevas. Un paseo por la naturaleza les permite sentir texturas y olores diferentes, oír animales desconocidos ¡y mucho más!

5. Ejercicio físico

Uno de los juegos preferidos de los niños al aire libre es ¡correr! Saltar, trepar, correr… todas estas actividades implican ejercicio físico y eso ¡es justamente lo que tus peques necesitan!

6. Unión familiar

Alejarse un rato de casa y de la tecnología puede ayudarte a romper barreras de comunicación. Si dejamos el móvil a un lado y nos enfocamos en la naturaleza, será fácil compartir con nuestros hijos diferentes actividades e incluso, asombrarnos junto a ellos ¡al descubrir cosas nuevas!

7. Menos reglas

Al aire libre no es necesario respetar tantas reglas. Claro que existen normas de seguridad que debemos seguir para pasar un buen rato sin accidentes pero ¡es más fácil relajarse! En el parque no hay vecinos que se enojen si los peques corren o saltan, los peques pueden jugar en la tierra sin ensuciar la casa…

8. Liberación de presiones

Pasar tiempo en contacto con la naturaleza ayuda a los niños (y a ti también) a liberar tensiones. ¿Lo has probado ya?

9. Cuidado de la vista

El juego al aire libre tiene otro beneficio “colateral”: los peques pasan menos tiempo frente a las pantallas. Una tarde al aire libre es una tarde libre de videojuegos, televisión y/o redes sociales y eso es siempre una buena noticia. Llevando a tus hijos a pasear a la naturaleza cuidas sus ojos, impidiendo que pasen demasiadas horas frente a las pantallas. ¿Qué te parece?

10. Aprendizaje sobre la naturaleza

El contacto con la naturaleza permite a los niños descubrir animales, plantas, árboles y mucho más. Su relación con el medioambiente se ve afectada por estos descubrimientos: un niño que habitualmente está en contacto con la naturaleza seguramente será más empático a la hora de reciclar y cuidar de los animales y plantas.

El juego al aire libre es un pilar fundamental en el desarrollo infantil. Sabemos que en el día a día a veces es complicado tomarnos el tiempo como papis para ir al parque o a pasear por la naturaleza porque al fin y al cabo, debemos trabajar y las cosas de la casa no se hacen solas. Sin embargo, es importante que conozcas los beneficios de jugar al aire libre para que, al menos un par de veces por semana, salgas a pasear con tus peques.

Derechos de las imágenes: senivpetro – Freepik, prostooleh – Freepik, teksomolika – Freepik

Publica tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.