Avanzamos hacia una infancia libre y con sus derechos garantizados

Ayer, la conferencia de alto nivel del Consejo de Europa lanzó la nueva estrategia del Consejo para la Infancia bajo el lema: “Alcanzando los más altos estándares en Derechos de la Infancia”. Representantes de los 47 países miembros del Consejo, organismos internacionales y sociedad civil dan la bienvenida a esta nueva estrategia que abarcará el periodo 2016-2021.

Desde Educo celebramos esta estrategia, basada en los principios de la Convención de los Derechos de la Infancia, y que marca cinco áreas prioritarias de actuación: la igualdad de oportunidades, la participación, una vida libre de violencia, una justicia a “medida” de niños y niñas y derechos de la infancia en el entorno digital; un punto, este último, novedoso que aparece por primera vez en esta estrategia dada la necesidad de formación en nuevas tecnologías y de un entorno protector ante ellas. También aparecen por primera vez temas relacionados con niños y niñas cuyos padres o madres están privados de libertad.

La Estrategia también habla de la no discriminación por orientación sexual —aunque la referencia a la equidad de género y a los problemas de las niñas es muy breve y se atribuye, casi por completo, a poblaciones minoritarias— y otorga mucha importancia a la participación de niños, niñas y jóvenes en todos los asuntos que les conciernen, cosa que nos agrada.

Se hace mención especial a la situación de crisis que ha afectado a los países de Europa y que se ha cobrado como principales víctimas a la población infantil, tal y como denunciamos en nuestro informe: El Bienestar de la Infancia y sus Derechos en España; e insiste, al igual que nosotros, en la necesidad por parte de los Estados de invertir en infancia y en aquellas políticas sociales que protejan a la familia, elemento esencial de nuestra sociedad, y a la que se le da una definición amplia, algo que nos agrada así como por el peso que se le da a la parentalidad positiva.

Otros puntos fuertes de la estrategia son la protección y el acceso a un sistema judicial justo y adecuado a la infancia así como la necesidad de eliminar cualquier tipo de violencia contra ellos. Pero desde Educo creemos necesario ir un paso más allá y hablar no solo de la prevención de la violencia sino del fomento de una cultura del buen trato.

Es por ello que en el actual contexto social, cuando ya se ha empezado a devolver a refugiados de Europa a Turquía, no queremos dejar pasar esta oportunidad para exigir, una vez más, a la Unión Europea y a Turquía que cumplan con la obligación legal, moral y ética que tienen con la Convención de los Derechos de la Infancia (CDN). Es en este momento cuando los artículos de la estrategia del Consejo relacionados con protección de la infancia adquieren relevancia ya que defiende:

–      Que los niños y niñas en tránsito o migrantes requieren de una protección especial, que viene definida por tratados internacionales como la CDN, entre otros muchos.

–      Que son niños y niñas que no pueden ser retenidos y que en cualquier actuación con ellos debe primar su interés superior.

Por eso, exigimos que se paralice la expulsión de refugiados, niños, niñas y personas adultas, pero además les pedimos una especial atención para los menores no acompañados y para las familias.

A pesar de que en los últimos diez años se han hecho importantes progresos en la promoción de los derechos de la infancia, cada día se producen numerosas vulneraciones de derechos. Aún falta mucho para completar la protección legal, y aún más, para eliminar la brecha entre los niveles de protección ofrecidos por la ley y la realidad de nuestras sociedades. En Europa, actualmente se está produciendo el riesgo de tener una “generación perdida” de jóvenes desilusionados, con consecuencias muy graves para el futuro.

No obstante, celebramos la creación de esta estrategia consensuada por 47 países ya que es un paso más hacia una infancia libre y con sus derechos garantizados en toda Europa.

Derechos de imagen: Jesús G.Pastor/Educo

Publica tus comentarios