Aulas provisionales durante la erupción del volcán Mayon

Más de 84.000 personas, un tercio de las cuales son niños y niñas, han sido evacuadas en un radio de nueve kilómetros alrededor del volcán Mayon, en Albay, la provincia de Filipinas donde trabajamos. La actividad que desde hace dos semanas muestra el icónico volcán se complica día tras día y 80 centros –70 de ellos escuelas– ya han sido habilitados como refugio para la población, por lo que las clases han sido suspendidas. Además de protección y dotación de materiales para la higiene, desde Educo estamos ofreciendo espacios en los que los pequeños pueden seguir aprendiendo mientras dura la emergencia.

En coordinación con las autoridades del país, desde Educo estamos atendiendo a 10.949 familias conformadas por un total de 41.720 personas de los municipios de Daraga, Camalig, Guinobatan, Ligao y la ciudad de Legazpi, donde llevamos a cabo nuestros proyectos de desarrollo. Aquí, hemos visitado los centros donde están refugiadas las personas evacuadas para conocer y poder dar respuesta a sus necesidades.

Una de las acciones de nuestro plan de respuesta ante la emergencia es habilitar espacios donde los niños y las niñas puedan continuar con su educación mientras dure la situación, apoyar a los docentes y proveerlos de los materiales indispensables, ya que las clases han sido canceladas porque las escuelas están habilitadas como refugios para la población desplazada.

Mayon_EDU5401

Asimismo, los estudiantes, sus familias y profesores recibirán atención psicológica para que puedan sobrellevar esta circunstancia de la mejor manera posible y materiales de primera necesidad como kits para la higiene, utensilios de cocina, ropa de cama y máscaras faciales para protegerse de las cenizas que desprende el volcán.

También hemos detectado la necesidad de crear espacios donde los niños y las niñas puedan estar seguros y jugar y los hemos dotado de materiales como libros, juguetes, materiales de dibujo y pintura y juegos de mesa.

En total, estamos atendiendo a 300 niños menores de 11 meses, 3.200 estudiantes de 3 a 17 años, 2.500 familias, 50 docentes y 40 monitores.

Según el Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología es posible que se produzca una erupción peligrosa inminente del Mayon en cuestión de días, por lo que la alerta se mantiene en el nivel 4 de 5 desde el pasado 22 de enero.

 

Publica tus comentarios