Atentos a la evolución del Ébola

A pesar de que el virus no afecta a las zonas de actuación de Educo en África, nuestros equipos en el terreno siguen trabajando en los programas de salud preventiva en las escuelas y las comunidades y están alerta ante las recomendaciones de las autoridades sanitarias de cada país en caso de tener que intervenir.

El brote de ébola que está afectando gravemente a diversos países africanos y que amenaza con extenderse a nuevas zonas de África Occidental ha causado ya más de 2.500 fallecidos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). La epidemia afecta de momento a cinco países de la región: Guinea Conakry, Liberia, Sierra Leona, Nigeria y Senegal. En este último país, el único de los citados donde Educo estamos presentes, se ha registrado hasta ahora un único caso que, según las informaciones disponibles, está totalmente controlado y aislado.

Nuestros proyectos de cooperación en el continente se desarrollan en Malí, Burkina Faso, Benín, Togo y Ghana, además de Senegal, donde llevamos a cabo actuaciones en el ámbito de la educación, la salud y nutrición, el desarrollo económico y la protección de la infancia. A pesar de que el virus no ha traspasado sus fronteras –excepto el caso mencionado de Senegal–, la población vive con lógica preocupación la extensión del brote, un grave riesgo que se suma a una realidad que ya está marcada por enfermedades endémicas como la malaria, las fiebres tifoideas o las diarreas, que causan miles y miles de muertes al año, especialmente entre la población infantil, la más vulnerable y que a menudo presenta problemas de malnutrición.

Información y sensibilización

Dentro de los programas de salud que llevamos a cabo en los diferentes países, atendemos a bebés y niños en situación de desnutrición severa, construimos nuevos centros de salud para atender a población dispersa, formamos a personal sanitario local, dotamos de material a hospitales, instalamos redes de saneamiento en las escuelas y realizamos campañas de sensibilización y de divulgación de buenos hábitos higiénicos entre los escolares y la población en general. Para ello, trabajamos en colaboración con las autoridades locales y nacionales de cada país para reforzar los servicios públicos de salud que, en general, presentan graves déficits.

En este contexto de actuación, nuestros equipos en el terreno están atentos a la evolución del ébola y a las recomendaciones preventivas y curativas que procedan de los ministerios de Salud de cada país, con los que ya estamos colaborando estrechamente. La labor informativa y de sensibilización entre la población es especialmente importante ante la desinformación existente sobre los factores de propagación de la enfermedad.

(Foto: Comisión Europea – ECHO, publicada en Flickr)

 

Publica tus comentarios