Aprendiendo seguridad vial: lecciones para toda la vida

Es evidente. A los niños les debemos enseñar seguridad vial. No sólo porque su comportamiento es siempre impredecible, ya que los niños no saben como medir lo rápido o lento que puede ir un coche. Además, al ser pequeños, muchos conductores ni les ven.  Hoy te vamos a dar unos consejos sobre cómo enseñarles seguridad vial. Una lección para toda la vida.

Desde Cuaderno de Valores, queremos que seas eficaz y te lo pases bien educando. Para continuar con esta labor, queremos enseñarte cómo transmitir el conocimiento sobre seguridad vial a tus peques de forma que lo comprendan. 

Consejos:

  • Con los ojos bien abiertos. Si no se le enseña por dónde tienen que cruzar, los niños caminan por donde quieren o sea más divertido. Es importante que aprendan a mirar a ambos lados, con los ojos bien abiertos, antes de cruzar. Incluso, cuando no vienen coches.
  • Siempre acompañados. Es necesario que estén acompañados de un adulto y vayan cogidos de la mano.
  • Por donde cruzar. Siempre tiene que ser en un paso peatonal. Además, enséñales a establecer un contacto visual con los conductores al cruzar. Los niños se distraen y con mucha facilidad. De esto no cabe duda. Pero es crucial enseñarles a mantenerse concentrados al cruzar la calle. Un ejemplo de distracción es correr detrás de una pelota. Explícales que es mejor echar la pelota a perder que ir corriendo detrás para alcanzarla.

vial2

  • Semáforos. Los niños tienen que saber desde muy temprana edad para qué sirven los semáforos y puedan distinguir la luz verde, amarilla y roja.
  • Nada de correr. Sabemos que a los niños les encanta echarse a correr para separarse de sus padres. Pero es importante que aprendan a no hacerlo en la calle y en la acera. Ambas son para caminar. Sin prisas y sin pausas.
  • Cuando no hay aceras. Procura caminar siempre por la acera pero en el caso de que no hubiera, enséñales a caminar en contra del tráfico para que puedan ver venir los coches, y los coches les vean a ellos.
  • Saliendo del coche. Siempre que salgan de un coche, autobús o taxi, que lo hagan por el lado de la acera. A la hora de hablar con tus hijos, es importante que sepan las consecuencias que tiene no prestar atención. Es mejor que estén asustados que no. Pero lo ideal es mantenerse alerta.
  • De noche. Aunque vayan contigo de la mano, si estáis dando un paseo de noche, procura llevar alguna prenda reflectante, que llame la atención de los conductores.
  • Dentro del coche. Aunque sea un trayecto de 2 minutos, siempre tienen que llevar puesto el cinturón de seguridad. Aprovecha los paseos con tus hijos para enseñarles las diferentes señales de tráfico que hay y señalar a los peatones que cumplan con la seguridad vial.

Siempre que la oportunidad se presente, no dejes de recordarles estas lecciones. Y para terminar, una lección para los adultos: sé un buen ejemplo a seguir. 

Derechos de Imágenes: Mats LindhM_AI Photography

Publica tus comentarios