Aprendiendo para la vida

María tiene 60 años y cinco hijos. Andrea, la segunda, acaba de cumplir los 18. Ella nació con parálisis cerebral y desde pequeña estudia en la escuela de educación especial La Floresta, en Guayaquil, Ecuador. De acuerdo con el terapeuta de la escuela, Alfonso Batallas, Andrea tiene un 50% de discapacidad intelectual y un 75% de discapacidad de movilidad, que podría disminuir con más terapia y con una operación. Al principio, durante sus primeros tiempos en la escuela, tenía poca movilidad de las piernas, pero hoy, gracias a las terapias que ha ido recibiendo, ha mejorado de forma notable.

“A mi hija le ha llamado mucho la atención el aula hogar que ahora se está implementado en la escuela. Las profesoras me contaron que la Fundación CON.ECUADOR, socia de Educo en el país, ha construido aquí una casa con sala comedor, dormitorio y cocina y los niños y las niñas aprenden cómo tender la cama, arreglar su ropa y poder ayudar en la cocina”, nos cuenta María y, orgullosa, añade: “Andrea ha aprendido a hacer ensaladas de atún con fideo y le encanta arreglar su habitación. Todos los días ordena sus zapatos y guarda su ropa. Antes no sabía ni cómo arreglar la cama.”

En el mes de marzo mi hija ya se ha graduado de bachiller y siento mucha alegría por lo que ha alcanzado. Me gustaría que sigan apoyando este tipo de proyectos que benefician a los niños que más lo necesitan”, explica María.

LaFloresta2

Un total de 4.318 niñas, niños y adolescentes de la institución educativa especial La Floresta reciben formación para el desarrollo de la autonomía personal a través de la utilización de espacios como aula hogar, juegos y dinámicas y jardín. De esta forma aprenden a relacionarse en familia, hacerse la cama, servirse el agua, servirse los alimentos, elaborar pequeños bocadillos y limpiar su habitación, entre otras tareas.

Según Manuel Castro, director de escuela, “el aula hogar complementa la educación que brindamos en esta institución con destrezas para la vida y la promoción de la autonomía. Este es uno de los retos más importantes para nosotros, ya que es fundamental que todas las personas sean dueñas de su propia vida y decidan sobre las cosas que les preocupan y les interesan. Las personas con discapacidad de cualquier índole tienen capacidad y derecho a ejercer el control de su vida en todos los ámbitos.

Publica tus comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.