Aprendiendo a enseñar

En el colegio de Talous, una pequeña aldea situada al este de Camboya, 1 de cada 10 alumnos repite curso o deja la escuela. Para solucionar este alto nivel de abandono y de fracaso escolar, en Educo, juntamente con nuestro socio local KAFDOC y las instituciones educativas de la región, estamos desarrollando un programa en diez colegios del distrito de Chetra Borei, en la provincia de Kratié, basado en el concepto de “escuelas amigas de la infancia”, es decir, espacios seguros donde los niños están motivados para aprender y los profesores están capacitados para enseñar.

Algunos de los factores que han provocado esta situación son la baja calidad de la enseñanza, los profesores poco capacitados, la carencia de material educativo, la ignorancia de los padres sobre los derechos de los niños y del valor de la educación y, ante esta situación, el poco interés que tienen los alumnos en estudiar. Todo esto hace de la escuela un lugar desmotivador y sin recursos para enseñar. Por este motivo, en el centro Talous, que es uno de los 10 colegios mencionados, estamos formando a sus docentes para que adquieran los conocimientos necesarios para enseñar y, de este modo, motiven a los niños.

“Ahora los alumnos están atentos y les gusta aprender”

Yean Manom es uno de los profesores de la escuela Talous. Ahora se prepara las clases y ayuda a los niños en su aprendizaje

Yean Manom es uno de los profesores de la escuela Talous. Ahora se prepara las clases y ayuda a los niños en su aprendizaje

Yean Manom es uno de los profesores que trabajan en esta escuela, concretamente en 5º de primaria. Antes ha estado en diferentes colegios. En total, lleva 14 años enseñando a los niños, hecho que le permite explicar experiencias, problemas y soluciones efectivas en la educación que ha ido aprendiendo a lo largo de este tiempo. Manom cuenta que hasta ahora “hemos estado enseñando con métodos antiguos, sin material escolar y los padres tampoco se han preocupado por el aprendizaje de sus hijos”. Esta situación hacía que los alumnos de Talous aprendieran más lentamente que los de las otras escuelas, porque además lo hacían sin apoyo de las instituciones educativas.

“Desde que KAFDOC y Educo nos ayudan en la escuela –dice Manom– ha habido un cambio muy positivo”. Todos los profesores han recibido formación en diferentes ámbitos. En su caso, ahora que le han enseñado a planificar las clases siempre busca nuevas técnicas educativas y proporciona materiales a los alumnos para facilitarles el aprendizaje. “Estoy feliz de ver que ahora los estudiantes están atentos a mi clase, les gusta aprender y sé que la escuela y la comunidad educativa seguirán mejorando si cuentan con el apoyo de KAFDOC y Educo”.

Publica tus comentarios