Aprender y servir: ¡Una fórmula que funciona!

“…Al fin y al cabo, actuar sobre la realidad y cambiarla, aunque sea un poquito, es la única manera de probar que la realidad es transformable”.

Eduardo Galeano

 

El concepto de Aprendizaje-Servicio (ApS), es decir, entender la educación no sólo como un vehículo transmisor de conocimientos y valores, sino que plantee un compromiso con la comunidad y busque que niñas, niños y adolescentes se conviertan en agentes transformadores de nuestra sociedad, está en auge. Un sinfín de iniciativas en escuelas, institutos, universidades, entidades sociales y municipios se han ido extendiendo por España a una gran velocidad. A día de hoy numerosas iniciativas lo están promoviendo, ejemplo de ello son las Redes Autonómicas y Estatal de ApS, la Red Estatal de Ciudades Educadoras, las Universidades.

Por ello, y por segundo año consecutivo, junto con la Red Española de Aprendizaje-Servicio y Editorial Edebé, impulsamos la convocatoria de los Premios Aprendizaje-Servicio, dirigida a centros de educación infantil-primaria, ESO-Bachillerato y Formación Profesional, así como a entidades sociales que estén desarrollando prácticas de Aprendizaje-Servicio, con el objetivo de reconocer la labor de entidades, centros y alumnado en la aplicación de esta metodología, así como de las propias prácticas como herramientas de compromiso y transformación social.

Premios Aprendizaje y Servicio

Hay muchas razones que explican el boom del aprendizaje-servicio y que justifican su práctica a nivel educativo, pero probablemente la más significativa es que… ¡funciona! El profesorado transmite que al aplicar esta metodología, el clima de convivencia en las aulas y los resultados a nivel académico son mejores.

Está claro que sin premios de ninguna clase el aprendizaje-servicio seguiría expandiéndose en el país, pero un premio anima, empodera, divierte y dibuja una sonrisa. Con esta convocatoria anual nos proponemos:

  1. Reconocer la labor de los centros educativos y entidades sociales que integran el aprendizaje de los estudiantes con acciones solidarias destinadas a mejorar la comunidad.
  2. Reconocer las prácticas de aprendizaje-servicio como herramienta de éxito educativo y compromiso social.
  3. Fortalecer y difundir una cultura participativa, solidaria  y de compromiso cívico, estimulando la divulgación e implementación del aprendizaje-servicio

Desde Educo animamos a todas aquellas entidades y centros educativos a participar en los Premios Aprendizaje-Servicio 2016, a que compartan sus experiencias, las den a conocer y fomenten así un mayor impacto del aprendizaje y servicio en nuestra sociedad.

Consulta aquí las bases para participar. Para mantenerte al día: #premiosaps16

Publica tus comentarios