Aprender sobre maternidad mejora la salud de tus hijos

Hay estudios científicos para todos los gustos y algunos son bastante curiosos. Un estudio realizado por la Northwestern University, en EEUU sugiere que asistir a clases y cursos de coaching sobre maternidad puede reducir el riesgo de los niños menos favorecidos de sufrir procesos inflamatorios. Los procesos inflamatorios están implicados en muchas otras enfermedades, algunas muy graves (como el cáncer) o crónicas, como las alergias, el asma, las dermatitis, las enfermedades autoinmunes, la diabetes o incluso algunas enfermedades cardíacas y están asociados a situaciones de estrés y otras patologías como ansiedad o depresion, muy relacionadas también con la pobreza.

Según este estudio, y aunque se desconoce la relación causa-efecto, las madres de entornos desfavorecidos de una zona rural de Georgia que acudieron a clases y coachings sobre maternidad redujeron los procesos inflamatorios en sus hijos.

Formarnos nos hace ser mejores padres

Asistir a talleres sobre maternidad y estilo de vida cada vez es más fácil en la sociedad de la información y probablemente uno de los mecanismos por los que operan asociaciones que imparten talleres que ayudan a disminuir el estrés en las madres. Aprender sobre el desarrollo de tus hijos, como por ejemplo que algunos comportamientos como las rabietas o los despertares nocturnos son normales, aumenta tu nivel de comprensión de tu hijo y por tanto te ayuda a estar menos preocupada. Criar desde la preocupación es estresante, agotador, y no beneficia a nadie.

Las madres muchas veces nos preocupamos por cosas que en realidad no tienen importancia. Las madres en verdad nos preocupamos por todo. Y muchas veces preocuparse empeora la situación. Informarse sobre infancia, las etapas del desarrollo, los comportamientos habituales, la alimentación, el sueño o asuntos más específicos como la adaptación al colegio, la gestión de las peleas, el acoso escolar, etc. te proporcciona herramientas que te ayudan a vivir la infancia con mucha menos preocupación. Y en la sociedad de la información cada vez es más sencillo.

maternidad blogs

Basta conectarse a Facebook para encontrar numerosas ofertas sobre maternidad y crianza en la red, algunas muy interesantes. Sin embargo hay que tener algo de cuidado. Seleccionar bien la información que se recibe vía internet no es fácil y por eso hoy además os dejamos una serie de consejos, también para ser una madre en la era de las redes sociales y no morir en el intento.

  1. Elegir sitios fiables. Si estás buscando información sobre maternidad lo mejor es que no acudas a Google, sobre todo si estás preocupada por alguna enfermedad. Sitios como Medline o la Asociación Española de pediatría dan información amplia y bien descrita sobre muchos temas, y son mejor que una web desconocida.
  2. Escoge personas en las que confíes. La crianza tiene mucho de subjetivo y lo que a ti te parece perfecto le puede parecer un horror a tu vecina. Bien, la madre eres tú y tú decides. Siempre que busques o quieras asistir a una clase sobre maternidad asegúrate antes de que la filosofía de crianza es similar a la tuya. Esto te evitará agobios y cargos de conciencia innecesarios.
  3. Suscríbete a alguna publicación online. Si lo que quieres no es apuntarte a nada sino simplemente estar informada de la actualidad en temas como lactancia, alimentación o sueño infantil, hay numerosos blogs personales que podrán serte útiles; eso sí, aplica el criterio anterior. Si una mamá te hace sentir mal porque su estilo de crianza es opuesto al tuyo, lo mejor es que no la leas mucho (a menos que quieras abrir tu mente).

En blogs como Cuaderno de Valores tratamos los temas siempre desde el punto de vista de la evidencia científica y nuestro objetivo es, además de informar, conseguir que tu maternidad sea lo más fácil posible. Recuerda, tu estrés es malo también para tus hijos. Esperamos serte de utilidad 😉 .

Derechos de imágenes: Marion Moga, LisaWasHere.

Publica tus comentarios