Antes Candy Crush, ahora Melody Monster

Si no has oído hablar de Candy Crush, créenos, eres de otro planeta. Desde su aparición en abril de 2012, puede que se haya alzado con el premio a la app más adictiva. Tanto es así que “los caramelitos” no sólo enganchan a los adultos sino también a los niños. Para que te hayas una idea, cada mes, a esta aplicación desarrollada por King, se juega una media de 18.000 millones de rondas. ¡Ahí es nada! Sin embargo, puede que tenga los días contados. Otra aplicación con características similares ha aterrizado para su descarga en la App Store y Google Play. ¿Su nombre? Melody Monsters.

Después de cuatro años, es posible que un juego como Candy Crush, haya aburrido a tus hijos. A saber: su final no parece llegar nunca y es tal la “gallina de los huevos de oro” que el pasado mes de septiembre estrenó su nivel número 2000. Como padre, puede que estés encantado con la idea de que ya no jueguen con esta aplicación. Los motivos son diversos. Para empezar, algunos expertos como Mark Griffiths, director de la Unidad de Investigación Internacional del Juego de la Universidad de Nottingham Trent, del Reino Unido, sugieren que este tipo de aplicaciones pueden provocar que los niños se conviertan en potenciales adictos de los juegos de azar. Por otro lado, a un nivel de enganche que se ha llegado a comparar con el de las máquinas tragaperras, se suma que fomenta la compra de vidas y objetos con dinero real para pasar de nivel, y ¿te gusta que tus hijos tengan eso a su alcance?.

Ahora bien, aunque no te lo creas, Candy Crush también tiene beneficios para tus hijos. En concreto, les enseña a planificar y a desarrollar su capacidad de adaptación, tal y como explican en este artículo de Learningworksforkids.com. Por un lado, en cada nivel hay que desarrollar un enfoque sistemático para alcanzar el objetivo, o lo que es lo mismo el jugador debe pensar cómo resolver el reto de la manera más eficaz ya que sólo tiene 5 vidas. Si éstas se le acaban tendrá que esperar treinta minutos para seguir jugando. Así, el niño aprende planificar, una habilidad que le será muy útil a la hora de emprender proyectos en el futuro. Lo mismo ocurre con el segundo beneficio que aporta Candy Crush: ¿Te has dado cuenta de que no todos los niveles de la app son iguales? A grandes rasgos son cinco modos de juego diferentes (de movimiento, de gelatina, de ingredientes, cronometrado y de pedidos de caramelo), esto hace que el jugador tenga que cambiar constantemente de estrategia para poder progresar. El niño tiene, por tanto, que adaptarse al cambio y tolerar la frustración que esto puede suponer en un principio.

antes-candy-crush-ahora-melody-monster-2

Melody Monster, el nuevo Candy Crush

Al igual que Candy Crush, Melody Monsters es un juego de puzzles. Consiste en conectar monstruos del mismo color dentro de un tablero (¿te suena?). Ahora bien, su mecánica es diferente. Mientras que Candy Crush se basa en la idea de cambiar dos caramelos de lugar para que encajen con los otros, en Melody Monster hay que trazar una línea que englobe los monstruos iguales.

Tus hijos podrán trazar la línea en todas direcciones (también en diagonal) pero nunca volver atrás. Cuantos más monstruos enlacen, más notas musicales obtendrán.

Por otro lado, esta app también tiene niveles que plantean metas distintas, con diferentes monstruos y un número de notas a eliminar para cada color, enemigos a los que habrá que superar con la música… Pero, ¡ojo!, el sistema de vidas es el mismo que el de Candy Crush. Esto significa que el jugador tiene límite de movimientos, y si se acaban dichos movimientos, gasta una vida. Las vidas, por supuesto, son limitadas y si se terminan, hay que esperar un tiempo o invertir dinero para superar el nivel.

Además, con Melody Monsters tus hijos también pueden conectarse a Facebook para competir con sus amigos así como compartir vidas. Y pueden comprar con dinero real ayudas desbloqueables y ofertas en packs de compra.

Melody Monsters ha sido desarrollado por Etermax, los responsables de Apalabrados, cuenta con más de 80 niveles y ya está disponible para descargar gratis en la App Store y Google Play. Eso sí, cuenta con todos los ingredientes para enganchar a tus hijos.

¿Tus hijos jugaban antes con Candy Crush y ahora con Melody Monster? ¿Habías oído hablar de esta aplicación?

Derechos de imagen: Themeplus, Ivan Shingler, m01229, Etermax

Publica tus comentarios