Anorexia infantil, una enfermedad más común de lo que crees

¿Sabías que el número de niños de entre seis y doce años con trastornos de la conducta alimentaria (TCA) ha aumentado un 50% desde el año 2010 en España? (Datos publicados en El Confidencial, Julio 2016)

Como ves, la anorexia infantil es una problemática a tener en cuenta y monitorear, por eso hoy en Educo te contamos de qué se trata esta enfermedad, cuáles son sus síntomas y tratamiento, además de darte consejos para prevenir la anorexia en niños.

¿Qué es la anorexia infantil?

La anorexia es un trastorno alimenticio originado por el deseo de perder peso. Ese deseo conduce a quien sufre de anorexia a bajar de peso más allá de lo considerado saludable para su edad y talla. La propia distorsión de la imagen corporal provoca que quienes padecen esta enfermedad sigan viéndose con sobrepeso en el espejo aunque estén mucho más delgados de la media.

La anorexia es una enfermedad que ha comenzado a ocupar un amplio lugar en los medios de comunicación durante las tres últimas décadas por su amplio arraigamiento en el comportamiento adolescente. De hecho, según el Ministerio de Sanidad de España, “los trastornos alimentarios son la tercera enfermedad crónica entre adolescentes y preadolescentes. Afecta a un 6% de los niños de entre 8 y 18 años y otro 11% está en riesgo de sufrirlos. A nivel global, la anorexia es ampliamente la enfermedad psiquiátrica con la tasa más alta de mortalidad”.

Hoy en día, la gran importancia que se le otorga a la imagen y el peso en la vida cotidiana y en los medios de comunicación, así como la mala educación alimenticia, han convertido a la anorexia en una enfermedad que afecta también a los niños.

Síntomas de la anorexia en niños

Anorexia infantil: qué hacer

Ahora bien, ¿cómo podemos detectar si nuestro hijo o hija sufre de anorexia? Veamos juntos algunos de los síntomas más habituales:

  • Preocupación excesiva por la figura y el peso, ya desde edades muy tempranas: son habituales los comentarios sobre su propio peso y el de otras personas, así como la necesidad de pesarse constantemente.
  • Menor ingesta de alimentos: los peques juegan con la comida en lugar de comerla y muchas veces, aseguran no tener hambre o tener dolor de tripa.
  • El niño va al baño después de cada comida: en niños mayores o adolescentes, existe la posibilidad de que se autoinduzcan el vómito o utilicen laxantes.
  • Extrema sensibilidad al frío: la menor ingesta de calorías produce una mayor sensibilidad a la temperatura, motivo por el cual es habitual que los niños que padecen de anorexia vistan con varias capas de ropa.
  • Gran ingesta de agua: el bajo consumo de alimentos se evidencia con la sensación de boca seca que lleva a un aumento del consumo de líquidos, además de utilizar esta táctica para mantener lleno el estómago sin ingerir calorías.
  • Presencia de tristeza: a veces el niño se muestra triste, aislado, no quiere jugar, esta situación es casi siempre síntoma de que algo sucede.

Anorexia infantil: tratamiento

Anorexia infantil en España

El tratamiento de la anorexia infantil puede dividirse en dos secciones que deben trabajar de manera interrelacionada para obtener resultados: tratamiento médico y tratamiento psicológico.

En conjunto, se debe trabajar la reeducación de los hábitos alimentarios de la mano de un médico especializado, así como también acudir a psicoterapia para tratar las problemáticas subyacentes que han empujado al niño hacia la enfermedad.

El tratamiento debe ser individualizado, es decir que se adapte a las necesidades personales y la severidad del desorden alimenticio infantil. Merece la pena aclarar que si bien es el niño anoréxico quien recibe el tratamiento, la familia es fundamental para lograr la recuperación, siendo importante que participen de las terapias y acompañen al niño en todo momento.

En algunos casos se puede recomendar la participación en grupos de apoyo, la medicación psiquiátrica e incluso, la hospitalización en el caso de una anorexia avanzada que pueda llegar a poner en riesgo la vida. Será el médico quien evalúe el mejor tratamiento para cada niño.

10 consejos para prevenir la anorexia en niños

Consejos para prevenir la anorexia en niños

Prevenir la anorexia en los niños es sumamente importante, no sólo para evitar el sufrimiento causado por esta enfermedad sino también porque la carencia de nutrientes en edades tempranas puede generar un gran abanico de trastornos en edades posteriores. Es decir que la anorexia infantil puede (y por lo general lo hace) afectar al desarrollo y crecimiento del niño o adolescente.

Aquí compartimos contigo algunos consejos para prevenir la anorexia infantil:

  1. Infórmate sobre la anorexia infantil: es importante que conozcas los síntomas de la enfermedad y estés atento al comportamiento de tus hijos, para detectar cualquier rasgo que pueda insinuar la existencia de la enfermedad.
  2. Sé un ejemplo: no hables de tu peso ni del de ninguna persona de manera peyorativa. Tú eres el espejo en el que se miran tus hijos. Si tú tienes problemas con tu imagen, es probable que tus hijos también los tengan.
  3. Habla con tus hijos sobre la felicidad: demuéstrale a tus hijos que la imagen y el peso no hacen a la felicidad.
  4. Enseña a tus hijos a alimentarse correctamente: una buena educación alimenticia es imprescindible para prevenir la anorexia. Infórmate y transmítele a tus hijos tus conocimientos sobre alimentación equilibrada. Recuerda que lo importante es comer de todo en su justa medida, ¡sin excesos!
  5. No obligues a tu hijo a “limpiar el plato”: lo importante es la calidad, no la cantidad. Obligarles a comer todo lo que les sirves puede ser contraproducente.
  6. Fomenta la práctica de deporte: hacer deporte es fundamental para llevar una vida saludable.
  7. Cocina con tus hijos: compartir tiempo con ellos rodeados de alimentos saludables les ayudará a aprender a alimentarse correctamente, estableciendo una relación positiva con la comida.
  8. Establece rutinas de alimentación: los horarios pueden ayudar al niño a educar su cuerpo, evitando el picoteo. Y en caso de que haya picoteo, deja a su alcance snacks saludables como tomates cherry, bastoncitos de zanahoria, galletas de maíz o de arroz, pan integral, cereales naturales (sin azúcar) o frutas.
  9. Refuerza la autoestima de tus hijos haciéndoles ver todas las formas en las que son únicos y maravillosos.
  10. Habla y escucha a tu hijo: la buena comunicación es uno de los pilares para luchar con esta clase de enfermedades.

La anorexia infantil es una realidad que debemos combatir entre todos, papis y maestros. Abre los ojos y ante cualquier sospecha, consulta con el médico pediatra.

Derechos de las imágenes: Trina Alexander, efsanandres, pedragphoto77 en Freepik, nensuria en Freepik, bearfotos en Freepik

Publica tus comentarios