“Ahora entiendo mejor las lecciones”

Glaniemae Priela tiene 8 años y estudia segundo curso en la escuela San Roque, en el municipio filipino de Bato. Habla bicolano, la lengua autóctona de su región, y tiene todavía dificultades para expresarse en inglés o tagalo, los idiomas oficiales en todo el país. Para ella, igual que para sus compañeros de clase, estudiar en su lengua materna es importante para poder entender bien las lecciones.

Hasta hace apenas dos años, los alumnos que empezaban la primaria recibían las clases en inglés o tagalo, dos idiomas que no dominaban y que, en muchos casos, apenas comprendían. Este factor dificultaba su aprendizaje y en consecuencia, provocaba unos elevados índices de fracaso escolar. Para cambiar esta situación, el gobierno filipino aprobó en 2010 un programa para introducir las lenguas maternas en el aula en los primeros años de primaria pero su implantación fue compleja debido a la falta de materiales pedagógicos en estas lenguas y a la escasa formación de los maestros. Ante estas dificultades, el Ministerio de Educación solicitó apoyo a Educo y conjuntamente diseñamos un plan para introducir el programa en las escuelas de Bicol con las que trabajamos. Así, en estos años hemos coordinado el proceso de capacitación de los maestros y hemos publicado material didáctico en las diferentes hablas de Bicol, un hecho especialmente significativo ya que se trata de lenguas de tradición básicamente oral.

Lovella Bernaldez, responsable del programa de enseñanza en lengua materna en la escuela San Roque de Bato, explica que con esta iniciativa “los alumnos pueden estudiar mejor la lección y expresar sus ideas, están más atentos a lo que les contamos y participan más en clase”.

lovella_bernaldez_Filipinas
La profesora Lovella Bernaldez, durante una clase de lectura en su escuela del municipio de Bato, en la region de Bicol

 

Cuentos escritos por alumnos y profesores

En este último trimestre del año, las bibliotecas escolares van a contar con nuevos títulos en bicolano al alcance de todos los pequeños lectores. Una buena parte de estas publicaciones, casi una cincuentena, corresponden a cuentos escritos y dibujados por los mismos alumnos y profesores, en un proceso que ha contado con el acompañamiento de Educo, del Departamento provincial de Educación y de los coordinadores de lectura de los centros. Para evaluar cada narración antes de su publicación definitiva, no solo se han tenido en cuenta los aspectos formales de lenguaje y corrección ortográfica sino también los valores que transmite.

Algunos de estos nuevos cuentos son Regalo (algunas palabras en bicolano tienen un inequívoco origen español), escrito por el profesor René Barola, que narra la historia de un niño que quiere hacer un presente muy especial a su madre adoptiva por su cumpleaños, y Payung ni Paula (“El paraguas de Paula”), obra de la maestra Melanie Sevilla en que explica a través de los ojos de una niña todo lo que se puede hacer con las hojas del árbol del plátano.

La publicación y distribución de estos títulos en los 192 colegios con los que trabajamos en Filipinas supone un importante paso adelante para mejorar la enseñanza de los más pequeños.

lectura_lengua_materna_Filipinas
Dos alumnas de la escuela de  Guiron, en el municipio de Pilar, leen un cuento en bicolano (“Ason la aventurera”) publicado por Educo
lectura_en_voz_alta_escuelaMasoli_Filipinas
Una niña lee en voz alta ante sus compañeros la fábula de “La cigarra y la hormiga” en su colegio de Masoli (Bato), una actividad que forma parte del programa de enseñanza

 

 

Publica tus comentarios