Actividades divertidas para un día de lluvia

Al mal tiempo, buena cara. Este conocido refrán se utiliza cuando se intenta animar a enfrentarse a las adversidades con buen ánimo. No por ello se van a solucionar los problemas pero tampoco se van a empeorar. Una visión optimista siempre ayuda a ver otras posibilidades.  La próxima vez que llueva a cántaros no dejes que te arruine el día. Aprovecha para divertirte en familia con actividades y juegos que te harán Cantar Bajo la Lluvia.

Cosas Divertidas para Hacer un Día de Lluvia

Una clase divertida en casa

¿Te han preguntado tus hijos acerca de la lluvia? ¿Por qué llueve? ¿Cómo funciona? ¿A dónde va el agua? ¿Sabias que llueve en otros planetas? (Venus) O ¿qué la Antártida es el  continente más seco del planeta? La lluvia es necesaria para mantener vivos los animales, las plantas, los árboles y los campos de verdura y fruta. También ayuda a limpiar el aire o que nos permite crear electricidad. Aprovecha para explicarles lo importante que es para la vida en la Tierra con información, fácil y fascinante. Propón que saquen todos sus lápices de color y cartulinas. Mientras tú les vas contando hechos divertidos sobre la lluvia, ellos podrán dibujar e ilustrar lo que vayan  escuchando. Si quieres saber más sobre cómo funciona la lluvia, aquí va un enlace.

7841782574_a957a059b6_b

Álbum secreto de recetas

Una actividad divertida para hacer en familia un día de lluvia es crear vuestro propio álbum familiar de recetas. Necesitaréis un cuaderno en blanco, fotocopias de las recetas favoritas de la familia (si no quieres arruinar las originales), y copia de fotos de comidas familiares, pegamento, una regla, pegatinas de colores y un trozo de cinta.  Ahora solamente es cuestión de ir pegando cada receta con su foto o dibujo en la página opuesta. Al final, ayúdales a pegar la cinta que servirá como marca páginas. Ya tendréis preparado un fantástico álbum para cocinar con los más pequeños.

Disfrazarse

Si les ayudas a crear momentos y experiencias divertidas los días de lluvia, aprenderán a asociar los días lluviosos con alegría.  Una buena idea es jugar a disfrazarse. Incluso, ¡podéis organizar un concurso de disfraces  disparatados! Déjales ponerse lo que quieran (salvo esas prendas delicadas o con valor sentimental) a la hora de disfrazarse. Puedes sugerir hacer categorías como ‘El disfraz más loco’, ‘Adivina quién soy’ (que se vistan como mamá, papá, el abuelo o su hermana), o ‘El disfraz más creativo’.

361016128_3f1ee72c9b_o

Puzles o rompecabezas

Hacer entre todos un puzle es una excelente manera de pasar juntos una tarde de lluvia. Además de divertido, enseña a los más pequeños a ser pacientes, a esperar su turno y a comprender que hay cosas por las que merece la pena esforzarse.

Cine en casa

A todos los niños les encanta ver películas en casa. Aprovecha el día gris para cocinar algo juntos que podáis comer mientras veis la película. Palomitas, rollitos, sándwiches, zumo de frutas… Ahora solamente queda elegir una película positiva para los niños, sentarse juntos y apagar las luces. Si quieres alguna recomendación, no dejes de leer…

Picnic en el castillo

Los niños se pueden pasar horas construyendo un fuerte o castillo improvisado con cartones cajas, sábanas viejas y toallas. Motívales a usar su imaginación y ayúdales a convertirse en auténticos personajes que están a punto de empezar una aventura.  Y para reponer fuerzas después de tanta aventura, prepárales un picnic para que coman en su castillo.

En busca del tesoro

Esconde algún “tesoro” en una parte de la casa accesible para los niños pero difícil de encontrar. Mientras juegan a buscar el tesoro, puedes preparar una rica recompensa.

No todo se tiene que hacer dentro de casa. Aunque llueva, preparar vuestras botas, chubasqueros y paraguas. Chapotear en los charcos es de las cosas más divertidas que hay.  ¿Quieres compartir alguna idea para los días de lluvia? Escríbenos, nos encantará recibir tus noticias.

Derechos de imágenes:  Barney MossVikramdeep Sidhu, Lance Shields

 

 

Publica tus comentarios