7 claves para criar niños más independientes

Lo mejor que puede recibir un niño son los ingredientes para ser independiente. No solo porque le ayudará a tomar mejores decisiones, a ser responsable y participativo sino porque ser independiente es el primer paso para convertirse en un adulto autosuficiente.

Esto, sin embargo, no es algo que los niños aprenden solos ni es tarea fácil. Los padres deben tomar la iniciativa: hacerse a un lado,  empujar a su cachorro a salir del entorno seguro y motivarle a desenvolverse en el mundo real.  Pero antes, hay que prepararles. Aquí te contamos cómo criar a niños independientes. 

Criando niños independientes dentro y fuera de casa

Hoy día los padres pasan más tiempo que nunca con sus niños. Pero si se quiere criar a pequeños seres independientes, hay que tener mucho cuidado para evitar la sobreprotección.  Además, los niños también necesitan estímulos externos y vivir experiencias fuera del entorno familiar.  Para enseñar a ser independiente, los padres deben aprender a soltar las riendas.

Enseñar a resolver problemas

Muchas veces infravaloramos las capacidades de nuestros hijos y ellos van adoptando el habito de pedirnos ayuda porque es lo más cómodo. Pero, ¿te has dado cuenta que cuando no acudes de manera automática ante la petición de tu hijo, acaba resolviendo el problema él solito? El hacerse a un lado les obliga a pensar en cómo pueden solucionar lo que tienen entre manos. No estamos sugiriendo desaparecer o ignorar sus demandas, sencillamente se trata de hacerse a un lado y también sentarse con ellos, pensar juntos y enseñarle a cómo pueden resolver ciertas cosas sin ti.

Ofrece opciones y déjales decidir

La próxima vez que hagáis un viaje en coche o autobús, en lugar de exigirles que vayan al baño, plantéaselo de otro modo: “¿Quieres ir al baño ahora antes de meternos en el coche o prefieres esperar?”, “¿Qué prefieres ponerte hoy? ¿El chubasquero o el anorak?”, “Tenía pensado cocinar un pollo al horno. Pero quizás ¿tengas una idea mejor? ¿Te gustaría ayudarme?”.  Al darles opciones, los niños se sienten más responsables, aumenta su autoestima y les obliga a tomar decisiones.

Ten paciencia

Seguramente se equivoquen al tomar decisiones o ayudándote en ciertas tareas. Es importante tener paciencia y nunca reaccionar de mala manera. Se trata de explicarles que podrían haber decidido mejor o haber prestado más atención a lo que estaban haciendo. Cuando cometen errores, lo mejor es una explicación adecuada.  Si te están ayudando a cocinar y la fuente del pollo al horno se cae al suelo “por su culpa”, en lugar de gritar o castigarles, pídeles ayuda para recoger y piensa en soluciones para rescatar la cena de esa noche. Con tranquilidad, explícale lo importante que es el cuidado en la cocina y las consecuencias que tiene no tenerlo.

Tareas

No hay nada mejor que darles a los niños tareas sencillas para hacer en casa. No solo les motiva sino que iran creando una relación más colaborativa con sus padres.  Desde niños, tus hijos pueden desarrollar tareas como: regar las plantas, ayudarte en la cocina, darle de comer al perro, hacerse la cama, separar su ropa sucia y ponerla en la lavadora, poner y recoger la mesa, etc.  Además de que se sientan parte de algo y tengan la posibilidad de expresar y compartir sus deseos, responsabilidades e ideas, es importante motivarles y felicitarles por un trabajo bien hecho.

Y si no lo han hecho bien, hay que volver a explicarles el por qué para que lo entiendan y lo hagan mejor la próxima vez. Hacerlo mal no significa que no están preparados para ello. Deja que aprendan de sus errores y que lo vuelvan a intentar.

dependpent2

Cultiva su pensamiento crítico

La próxima vez que veáis una película, leáis un libro o hagáis algún plan juntos, pregúntales qué opina de ello y por qué. Ayúdales a encontrar las palabras para expresar mejor sus opiniones. Antes de acostarse o al llegar del cole, pregúntale cómo pasó el día y no te quedes satisfecha con un bien o un mal. Motívale a desarrollar sus respuestas y hazle preguntas. Es importante que tus hijos también aprendan a escuchar a los demás y preguntar cuando no entienden algo.

Es bueno que esté solo

Procura ayudar a tus hijos a entender que no solo es aceptable sino apetecible estar solo o con otros que no sean del entorno familiar.  Los niños experimentan situaciones de manera distinta cuando están solos y les ayuda a hacerles pensar, resolver e interactuar solitos, un gran paso hacia la independencia.

Hazte invisible

Ya sea en el restaurante, delante de un grupo de amigos o en casa del vecino, los padres tendemos a contestar por nuestros hijos. Sobre todo por los que son más tímidos. Por muy tentador o fácil que sea, intenta no hacerlo. Eso les hará sentirse bien y les obligará a saber pedir, hablar, escuchar y contestar cuando se encuentren sin tu apoyo. Si le hace falta una servilleta, que la pida él. Si le preguntan cuantos años tiene, dale tiempo para contestar.

¿Qué tareas compartes con tus hijos? ¿Qué manera utilizas tú para ayudar a tus hijos a que sean independientes?

Derechos de imágenes: Lance ShieldsWoodley Wonderworks.

Publica tus comentarios