6 cosas a tener en cuenta antes de comprar un móvil a tu hijo

A todo padre le gustaría que su hijo fuera niño para siempre. Pero los niños crecen, y lo hacen muy rápido. Además, parece que con las nuevas tecnologías la transición de la pubertad a la edad adulta se ha acelerado. Algunos niños empiezan a pedir su primer smartphone a los 10 años, y ésta es una edad demasiado temprana para tener tanta responsabilidad. ¿Te sientes identificado con esta situación? Sigue leyendo, te explicamos 6 cosas a tener en cuenta antes de comprar un móvil a tu hijo.

Seguramente si tu hijo tiene 10 años te parece demasiado pronto para poner un móvil en sus manos, pero incluso si él o ella no tienen, sus amigos lo tendrán y te vendrá con la frase: ¡Pues a mi amigo se lo han comprado!. Depende de ti como padre el hecho de que te asegures de cómo afectará esto en el día a día del niño y de qué forma puedes guiarle para que se convierta en alguien digitalmente responsable. No debes tomar a la ligera la decisión de comprar a tu hijo un smartphone y hay muchas cosas que tienes que tener en cuenta antes. Porque, ¿existe una edad adecuada para que los niños usen internet?

1. ¿Tu hijo sabe cuáles son los 4 NO indispensables online?

Seguramente tu hijo cometa errores a pesar de que le hayas advertido previamente. Pero como más vale prevenir que curar, es importante hablar con él/ella sobre lo que puede y no puede hacer online. ¿Qué deberías decirle a tu hijo antes de darle un smartphone?

– Que NO hable con extraños online. Bien sea en redes sociales o en aplicaciones de juegos, los niños están expuestos, son demasiado vulnerables para permitir que cualquier desconocido llegue a sus vidas, ¡sin investigarlo!

-Que NO comparta detalles privados como vuestra dirección de casa o sus contraseñas, incluso si es a un amigo en el que a priori confía.

-Que NO chatee mientras cruza la calle, monta en bici o en monopatín. De acuerdo, los adultos lo hacemos. ¿Quién de vosotros no ha recibido un pitido de un coche por ir absorto con el móvil? Va siendo hora de que seamos buen ejemplo para nuestros niños en este sentido. Chatear mientras andas, vas en bici, etc. puede ser igual de peligroso que beber y conducir.

-Que NO rompa ni pierda el teléfono. El descuido es una señal irrevocable de que no está listo para la responsabilidad que supone un smartphone.

2. ¿Habéis hecho un contrato padre-hijo para tener un smartphone?

Un contrato padre-hijo para tener un smartphone es uno de los métodos más útiles para que el niño siga unas determinadas reglas que tendrá que cumplir a cambio de que le compres el móvil. Con este tipo de contrato, tu hijo será más propenso a cumplir las normas, ya que si rompe alguna será única y exclusivamente su responsabilidad y deberá asumir las consecuencias. Los psicólogos también recomiendan “dejar claro que el teléfono es propiedad de los padres, no de los hijos”, tal y como señalan en La Sexta Noticias.

Tu hijo y tú tendréis que escribir y acordar las partes del contrato antes de que le compres el smartphone. Antes de nada pregúntate qué es lo fundamental para ti, que reglas deberían estar en ese contrato sí o sí. Para cada padre serán diferentes, pero un buen ejemplo de norma es “no utilizar el móvil durante las comidas”. O establecer algunas horas del día en las que sí pueda usarlo pero otras no, como cuando se vaya a la cama, ¿por qué no pedirle que te dé el smartphone a la hora de dormir para asegurarte de que no se quedará hasta tarde navegando online?

6 cosas a tener en cuenta antes de comprar un móvil a tu hijo-interior

3. ¿Tu hijo sabrá comportarse online?

Ningún padre quiere que su hijo sufra ciberacoso, pero tampoco que sea el causante del mismo, ¿no es verdad? Antes de darle a tu hijo un smartphone, tendrás que asegurarte de que va a saber comportarse online. Esto significa que dará la cara por alguien que está siendo intimidado (en vez de mirar hacia otro lado o reírse, sumarse o propiciar más insultos) y que informará a un adulto de cualquier caso de ciberbullying que observe. Saber comportarse online también significa que tu hijo sabe que enviar imágenes inapropiadas (suyas o de otros) puede traer graves consecuencias y que conocer a alguien del mundo virtual en la vida real es muy peligroso. Echa un ojo a nuestro artículo “Cómo hacer que sean buenas personas en la era digital”.

4. ¿Tu hijo está de acuerdo en que le monitorices?

Tendrás que dejarle claro que monitorizar no es sinónimo de espiar, sino que lo vas a hacer protegerle de los peligros que atañe internet. 11,5 años es la media de edad en la que el 39% de los niños empiezan a utilizar las redes sociales, a pesar de que grandes gigantes como Instagram establecen 14 años como edad recomendada.

Además de prever peligros online, una aplicación de control parental te ayudará como padre a observar si las reglas acordadas con tu hijo en el contrato de smartphone se están cumpliendo, y a su vez, tu hijo hará un mayor esfuerzo para cumplir con las normas que habéis establecido.

5. ¿Sabes configurar el smartphone para que sea apropiado para tu hijo?

Varias son las preguntas con respecto a este punto. Por ejemplo, ¿sabes restringir la tienda de aplicaciones del teléfono para que sea apropiada para la edad de tu hijo? ¿Has configurado su navegador para convertirlo en un navegador para niños? Llevar a cabo este tipo de acciones sirve para asegurarnos de que el smartphone no va a ser una ventana abierta a posibles riesgos, así es menos probable que tu hijo se descargue una app inapropiada y que tenga más privacidad al navegar.

6. ¿Tu hijo está listo para asumir esta responsabilidad?

Es difícil saber a qué edad está preparado un niño para tener un smartphone, porque un determinado niño puede estarlo a los 10, mientras que otro podría necesitar un par de años más. Lo cierto es que nadie te va a quitar las dudas de si ha llegado la hora de dar un móvil a tu hijo o no, pero puedes determinar si está listo para asumir la responsabilidad en función de cómo reaccione ante la idea de hacer un contrato. Pregúntate, ¿tu hijo han comprendido cómo debe comportarse online y los peligros que tiene internet?

Preparar a nuestros hijos para el mundo online va más allá de decirle cómo usar Internet. Tenemos que hacerles entender que la Red no es sólo un lugar para cotillear o conseguir infinidad de ‘Me gusta’. A través de internet también se puede buscar inspiración y aprender a ser creativos. Es un lugar con infinitas posibilidades, que puede llevarles a soñar a lo grande. ¿Por qué no mostrar a los niños lo genial que puede ser internet para aprender?. Antes de comprarle un móvil a tu hijo piensa sobre esto y hazle saber qué puedes mostrárselo, pero siempre que lo hagáis juntos. Juntos es la clave.

¿Qué te han parecido las 6 cosas a tener en cuenta a la hora de comprar un móvil a tu hijo?

Derechos de imagen: Freepik.com

Publica tus comentarios