3 divertidas alternativas a Snapchat para los niños

Una de las claves del éxito de Snapchat es que los niños la ven como una app divertida. ¡Se parten de risa con ella! El por qué reside en que esta app tiene filtros para selfies que les permiten personalizar sus caras de un modo desternillante. Pero como no es recomendable hasta una determinada edad, hoy queremos presentarte 3 divertidas alternativas a Snapchat para niños que incluyen esta característica. Deja a tus hijos con la boca abierta, sé tú quien le proponga descargar estas aplicaciones y usarlas juntos. ¡Pasaréis un rato repleto de carcajadas!

Aplicaciones parecidas a Snapchat para niños

Aplicaciones parecidas a Snapchat para niños-interior

CHOMP by Christoph Niemann

Chomp es una mezcla de editor de vídeo, cómic y juego. Lo que la hace diferente de otras apps es que incluye las grabaciones que hacemos de nuestras caras en una historia animada con graciosas ilustraciones creadas por el estadounidense Christoph Niemann (muy popular por la app Mini Zoo). Chomp tiene un total de 54 escenas que van desde animales, pasando por robots e incluso simples objetos. Para que te hagas una idea, y tal y como se señala en la descripción de la App Store, “los niños y los adultos pueden representar una gran variedad de roles cómicos que incluyen un virtuoso pianista, un oso comiendo espaguettis o un reloj de cuco viviente”.

Esta simpática aplicación es fantástica para estimular la creatividad de los niños a través del vídeo, los gestos y cantando. Podría decirse que está a mitad de camino entre Dubsmash y Snapchat pero con un corte más infantil. Tus hijos pueden mandar a sus amigos sus propios vídeos personalizados con dibujos, cantando y haciendo gestos en un abrir y cerrar de ojos porque la app es muy fácil de usar.

Eso sí, como padre tienes que saber que la aplicación cuesta 2,99 € y está disponible para iPhone, iPad y Android. Además la app pide permiso para acceder a la cámara y el micrófono del dispositivo. Si tu hijo graba un vídeo, se quedará guardado en el teléfono y podrá compartirlo a través de email, redes sociales o chat. También tienes que tener presente que para que la cámara pille la imagen correctamente, es posible que tus hijos tengan que coger tu smartphone y moverse por el entorno en el que estéis. Para mayor seguridad, lee la política de privacidad del desarrollador para así saber los detalles de cómo recopila o comparte información la aplicación.

YAKiT Kids

Con esta aplicación los niños pueden manipular fotos y grabar voces para hacer que las personas, animales o cosas que aparecen en la imagen hablen. ¿No te parece gracioso? ¡Tus hijos se van a partir de risa creando fotos parlantes! Lo cierto es que además no sólo es una app creativa sino que también es segura. No solicita ni recopila información personal. No hay compras integradas ni anuncios. Ni siquiera hay una opción directa para compartir las fotos a través de redes sociales o correo electrónico. Aunque sí se pueden guardar las creaciones y compartir fuera de la aplicación. Además, tiene una interfaz muy intuitiva.

Ahora bien, como nota negativa se podría decir que los niños se pueden sentir un poco frustrados si al grabar su voz, se corta. Tienen sólo 15 segundos para hacerlo porque al pasar ese tiempo, la aplicación detiene la grabación y la reproduce. Para evitar esto, tendrá que estar pendiente de la barra verde en la parte superior de la pantalla para controlar cuánto tiempo lleva la grabación. En cualquier caso hay una opción para volver a grabar por si acaso se equivocan. Es gratis para iPhone, iPod Touch, iPad pero no está disponible para Android.

MSQRD (Masquerade)

Con las máscaras y animaciones virtuales de esta app, tus hijos preadolescentes pueden crear fotos y vídeos divertidos. Ahora bien, si no quieres que los compartan en las redes sociales, tendrás que hablarlo con ellos de antemano.

MSQRD (más conocida Masquerade) está destinada a un público más adolescente que las anteriores y se diferencia de ellas en que no es la típica aplicación de filtros que añaden dibujos sino que “cambia la cara” literalmente a partir de un selfie y texturas. Famosa por hacer posible que la cara de una foto se convierta en la caca de WhatsApp, Masquerade también gusta por sus múltiples filtros (de mono, de Minecraft…) e incluso la posibilidad de envejecerse a uno mismo y verse con 80 años.

A favor se puede decir que los efectos están realmente conseguidos y es muy gracioso ir máscara por máscara probando como quedan en el selfie. No es de extrañar que vuelva locos a los famosos. ¡Se ve al instante, es muy rápido! Las máscaras se adaptan tan bien al rostro que tus hijos pueden hacer tanto fotos como grabar vídeos cortos. A continuación, pueden compartir esta creación a partir de cualquiera de las redes sociales instaladas en el dispositivo.

Ahora bien asegúrate de que tus niños entienden qué imágenes pueden publicar. Algunos de los efectos están enfocados a adultos, como el sombrero rastafari o las orejas diminutas que parecen más propias de un disfraz de Halloween de gatita sexy que de un gracioso traje para niños pequeños. En cualquier caso MSQRD puede ser una alternativa a Snapchat si os sirve para pasar un buen rato padre-hijo. Hazlo, de todas formas, con precaución. No hay política de privacidad o condiciones de servicio publicados en el sitio web del desarrollador, por lo que puede que no sea la app más recomendada para niños y familias. Masquerade está disponible para Android e iOS aunque es de pago. La app ha tenido tanto éxito que Facebook compró sus derechos.

¿Conoces otras aplicaciones parecidas a Snapchat para niños?

Derechos de imágenes:CHOMP by Christoph Niemann, MSQRD (Masquerade)

Publica tus comentarios